Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador con neurocirugía de vanguardia

La neurocirugía en El Salvador ha experimentado crecimientos tecnológicos y técnicos, probablemente los más rápidos en toda Latinoamérica, según el doctor Eduardo Lovo.

"Si partimos de la base de que en 2007 El Salvador tenía poca o nula tecnología para neurocirugía avanzada, y ahora a pasó a tener de todo, desde computadoras en quirófano, microscopios con tecnología de punta, sistemas de radiocirugía avanzada, como bisturíes de rayos Gamma, eso es equiparable a cualquier centro de avanzada en Estados Unidos", señala el profesional.

En el país, de acuerdo con Lovo, se ha pasado de la nada a tener de todo en el Hospital de Diagnóstico. Este hecho ha representado un beneficio para la neurocirugía, porque muchos médicos se han estado incorporando a esa tecnología y obviamente los pacientes han obtenido los beneficios.

Avances en salud pública

Pero no solo la salud privada ha visto avances en dicha área. Para el caso, el Hospital Rosales puso la segunda unidad de estereotaxia. Esta es una máquina avanzada que ayuda a tomar biopsias del cerebro, lo cual es muy significativo en la neurocirugía en general.

"Obviamente los hospitales públicos tienen muchas carencias en cuanto a tecnología que definitivamente no podrían compararse con lo privado", aclara.

Sin embargo, dice, se avanza en la mayoría de las enfermedades neuroquirúrgicas, tanto en el Seguro Social como en el Hospital Rosales para el tratamiento de enfermedades frecuentes.

Por otro lado, explica, "tenemos una oficina de trabajo social y la Fundación del Hospital de Diagnóstico para ayudar a los casos difíciles. Curiosamente todos los casos que hemos apoyado han sido de neurocirugía de alta complejidad", finaliza.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación