Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud registra cinco quemados con pólvora, en una semana

Cuatro de los lesionados son niños. Todos se quemaron al momento de encender el producto. 

ctv-y8e-file-fac71a0b-1885-3cc0-102b-6542af7f8fda

Cuatro niños y un adulto son las primeras víctimas de la pólvora en las semanas previas a las fiestas de navidad y fin de año. 

Las víctimas comenzaron a registrarse a partir del pasado 26 de noviembre. 

“Lamentablemente ya comenzó. El año pasado teníamos a esta fecha siete casos, este año llevamos cinco”, dijo Héctor Ramos , jefe de la unidad de Vigilancia del Minsal. 

Entre los casos hay un niño de siete años, originario de Usulután. 

Dos de los casos ocurrieron en el departamento de Cuscatlán; un niño de cinco años proveniente del municipio de Candelaria y otro niño de ocho años, de Cojutepeque. 

Un cuarto niño se quemó en Candelaria de la Frontera, Santa Ana. 

La quinta víctima fue un hombre de 51 años, de San Sebastián en San Vicente. 

En todos los casos, las víctimas se quemaron al momento de querer encender el producto pirotécnico. 

“Los niños estaban sin la supervisión de un adulto. Tenemos que seguir insistiendo a los padres de familia que la ley sanciona a las personas que permitan que niños, niñas y adolescentes manipulen la pólvora sin supervisión”, dijo la directora del Fondo Solidario para la Salud (Fosalud), Verónica Villalta.  

La funcionaria declaró que las sanciones contemplan multas de hasta cinco salarios mínimos para las personas que pudieron haber propiciado las quemaduras en los niños. 

La cabeza, los ojos, las extremidades superiores, y en menor grado las extremidades inferiores, son las zonas del cuerpo más afectadas por las quemaduras. 

Hasta el momento ningún caso ha provocado la amputación de un miembro, pero el paciente de 51 años tuvo que ser ingresado por quemaduras de tercer grado. 

En el resto de los casos hubo tres niños con quemaduras de segundo grado y uno de primer grado.  

“Hay que insistirle a las personas que con la pólvora no se juega, es un producto peligroso que no debe usarse sin la supervisión de un adulto, pero no deberían usarlo”, añadió Ramos. 

En 2014, en está época, ya se registraba el caso de un quemado con buscaniguas, un producto prohibido. 

Actualmente las quemaduras han sido provocadas por productos legales como los cohetillos, estrellitas, y morteros. 

El viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza, consideró que las personas que deciden quemar pólvora deben reforzar las medidas de prevención para evitar posibles tragedias. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación