Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud reconoce problemas del Zacamil en 2013

Ministra de Salud anterior pidió con urgencia fondos para cubrir necesidades del segundo semestre de 2013.

En los últimos cinco años se ha registrado una serie de protestas en demanda de mejoras.

En los últimos cinco años se ha registrado una serie de protestas en demanda de mejoras.

En los últimos cinco años se ha registrado una serie de protestas en demanda de mejoras.

Unas semanas después que los médicos y empleados del hospital Zacamil protagonizarán una jornada de protestas en demanda de mejoras en el establecimiento en el primer semestre de 2013, el Ministerio de Salud (Minsal) planteó a Hacienda la problemática.

Las denuncias versaban sobre de falta de insumos quirúrgicos, reactivos, medicamentos, equipo dañado y obsoleto, entre otros; una situación que no fue reconocida públicamente por las autoridades.

El 20 de febrero, la entonces viceministra de Servicios de Salud, Violeta Menjívar (actualmente es la titular del Minsal), dijo que no había motivo para las protestas, que obedecían al proceso electoral.

"Tenemos información que tras de esto hay una idea de desestabilización a este gobierno porque hay personas que están abanderando estos hechos que ya están en el proceso electoral del año 2014", declaró Menjívar.

Pero en el oficio fechado el 29 de mayo de 2013, firmado por la entonces ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, y dirigido al ministro de Hacienda, se solicita un refuerzo presupuestario por $1.5 millones para ese centro.

"Me permito dirigirme a usted de manera especial para plantear la crítica situación financiera que atraviesa el Hospital Nacional Zacamil, lo cual afecta significativamente la calidad de atención que se brinda a los pacientes", comentó Rodríguez.

Agregó que la "situación que claramente se puede evidenciar al realizar visitas a dicho hospital, así como por la (s) diferentes noticias que realizan los diferentes medios de comunicación" quedó plasmado en el oficio.

La funcionaria explica que con el presupuesto asignado en ese año solo se pudo contratar hasta junio servicios de rubros críticos como alimentación para pacientes, vigilancia, limpieza, reactivos de laboratorio y gases médicos.

Para el segundo semestre se pidió fondos extras de $500 mil para insumos médicos, $111 mil para oxígeno, $210 mil para alimentación de pacientes, $59 mil para seguridad, $161 mil para limpieza y mensajería y $90 mil para combustible, entre otros rubros.

Las protestas iniciaron el 18 de febrero de ese año y finalizaron tras formarse una mesa de negociación el 27 de febrero de 2013.

Debido al cierre de los servicios miles de pacientes no pudieron recibir la consulta programada, también se suspendieron cirugías.

Médicos expresaron que constantemente se suspendían operaciones por la falta de insumos quirúrgicos en el hospital y que era común que los usuarios se fueran sin fármacos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación