Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud: "Es posible que necesite el trasplante"

Hace un mes la ministra dijo que en ese momento el infante no necesitaba la cirugía

Waldemar de cuatro años se encuentra ingresado en el hospital Bloom desde la segunda quincena de enero de este año. foto edh / archivo

Waldemar de cuatro años se encuentra ingresado en el hospital Bloom desde la segunda quincena de enero de este año. foto edh / archivo

Waldemar de cuatro años se encuentra ingresado en el hospital Bloom desde la segunda quincena de enero de este año. foto edh / archivo

Las complicaciones de salud que ha experimentado en las últimas semanas Waldemar, el niño que perdió una buena parte de su intestino delgado, han logrado que el Ministerio de Salud (Minsal) vuelva ha hablar sobre la necesidad de un trasplante de intestino.

"Es posible que necesite el trasplante, el pronóstico ha cambiado en comparación a lo que teníamos antes", aseveró ayer la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez.

El 3 de mayo, en compañía de médicos del hospital Bloom, Rodríguez aseguró que en ese momento Waldemar, de cuatro años, no necesitaba la operación porque estaba recobrando la función intestinal, es decir, ya podía alimentarse por la boca y absorber los nutrientes por sí mismo. "En este momento sería absurdo pensar en un trasplante que va a alterar la evolución normal que tiene", dijo entonces la ministra.

Pero ayer indicó que Waldemar ha comenzado a tener complicaciones de salud y que no tiene una buena digestión. "Posiblemente vamos a iniciar un proceso de consulta para ver dónde lo van a aceptar porque definitivamente en el país no se puede operar", añadió la funcionaria.

El 16 de enero de este año, Waldemar sufrió una herida penetrante en el abdomen al manipular accidentalmente una pulidora. Según el informe médico, el infante sufrió lesiones en el intestino, hígado y estómago, además se le seccionaron los vasos que alimentan la mayoría del intestino delgado.

A partir de esa fecha, los padres de familia y amigos comenzaron ha realizar actividades para recoger fondos que le permitan recibir un trasplante fuera del país.

A finales de mayo, a través de la página "Salvemos a Waldemar", creada en Facebook, se informó que se reiniciaría una campaña de recolección de fondos para financiar el viaje y la operación quirúrgica. Se pidió una entrevista con las autoridades del Minsal para tener más detalles sobre la condición de salud del paciente. Sin embargo, a través de la unidad de Comunicaciones explicaron que el padre de Waldemar pidió no dar declaraciones sobre el niño ni sobre la madre, quien también estuvo en condición crítica tras dar a luz a una niña.

El viernes pasado, a través de Facebook se supo que el niño tenía fiebre: "Walde está delicado. Tiene sangrado, fiebre y se le dificulta la respiración; de manera preventiva han restringido visitas y elevado el nivel de cuidado. Definitivamente nos enfrentamos a una nueva infección. Pidamos a Dios por la salud de nuestro bebé".

Ayer, a través de la misma red social, indicaron que el niño ya había salido de Cuidados Intensivos (UCI) y mediante un comunicado, manifestaron que el jefe de la División Quirúrgica del Bloom les dijo que reiniciran las labores de recolección de fondos porque el infante requería del trasplante.

En el mismo piden que se les ayude sin atacar al gobierno. "No queremos que el niño reciba el rebote político", escribió Vicky Guillén, la voluntaria más activa en la campaña de recolección de fondos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación