Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud crea seis unidades para manejar el dolor

Las autoridades se comprometen a que los fármacos para estos pacientes no falten.

Julio Robles Ticas, director de Hospitales, entrega el diploma de reconocimiento a una trabajadora de salud. Foto EDH / L. Lemus

Julio Robles Ticas, director de Hospitales, entrega el diploma de reconocimiento a una trabajadora de salud. Foto EDH / L. Lemus

Julio Robles Ticas, director de Hospitales, entrega el diploma de reconocimiento a una trabajadora de salud. Foto EDH / L. Lemus

Seis hospitales de la red pública disponen de una Unidad del Dolor y Cuidados Paliativos. En ellas se trata a pacientes que han sido sometidos a un procedimiento quirúrgico, sufrieron un accidente de tránsito o padecen de una enfermedad terminal.

Las clínicas fueron creadas en el Rosales, Bloom, Maternidad, San Rafael y San Juan de Dios de Santa Ana y San Miguel.

Violeta Menjívar, viceministra de Salud, manifestó que con estos centros se busca garantizar el manejo adecuado del dolor.

Agregó que la obligación es instalarlas en los 30 hospitales del Minsal.

"En nuestros hospitales se dan casos, por la patología crónica, aguda, un traumatismo, un accidente... de tremendos dolores. El dolor es uno de los propósitos en los que tenemos que trabajar mucho en el Ministerio de Salud porque es uno de los dramas más grandes", comentó Menjívar.

La viceministra expresó que con la atención de un equipo multidisciplinario se trata de hacer la vida más fácil a una persona aunque tenga una enfermedad terminal.

Agregó que el Minsal se compromete a garantizar la existencia de fármacos necesarios para tratar a estos pacientes.

"Hay un compromiso que sale desde el Ministerio de Salud de que no vayan a faltar los fármacos, sobre todo morfina que se usa mucho en estos casos", añadió la viceministra.

Los profesionales que forman parte del equipo de las unidades del dolor recibieron una capacitación de 60 horas presenciales. En total son 48 personas, entre médicos, enfermeras, psicólogas y trabajadoras sociales las que tratarán a este tipo de pacientes.

Ellos recibieron cursos sobre bioética, cuidados de enfermería, oncología, soporte en el duelo, entre otros.

Por el momento, las clínicas no disponen de espacio físico, pero es algo que debe analizarse, comentó Menjívar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación