Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sala analiza legalidad de los diputados suplentes

En la aprobación de los fondos participó un legislador suplente, llamado específicamente para lograr el voto 56 

Rodolfo González

El magistrado explicó que la semana entrante seguirán estudiando varias demandas de inconstitucionalidad. | Foto por @Frentea_Frente

Rodolfo González

A partir de una demanda contra la aprobación de los $900 millones en bonos, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) está analizando la legalidad de la figura del diputado suplente, explicó ayer el magistrado del máximo tribunal, Rodolfo González, en la entrevista Frente a Frente.

Una de las demandas, de acuerdo con González, plantea que el diputados suplente no tiene asidero legal, “ya que no aparece ni el rostro ni el nombre en la papeleta”.

“Es una posición un poco, si usted quiere, radical, pero, bueno, es uno de los temas que están en discusión”, manifestó. 

Estas consideraciones se basan en que, según la Constitución, las aprobaciones de leyes y otros procedimientos legislativos se realizan con los votos de “diputados electos”.

González sostuvo que la próxima semana seguirán analizando la demanda contra los $900 millones aprobados en bonos, y sostuvo que no han alcanzado cuatro de los cinco votos necesarios para determinar si procede o no declarar inconstitucional la aprobación de los fondos.

La Sala ordenó en junio que dicho fondos no fueran utilizados hasta que se emita un fallo definitivo. 

Entre los señalamientos del demandante está que el decreto de los $900 millones en bonos fue  aprobado luego que  ya había sido sometido a votación sin alcanzar los votos necesarios, pero volvió a someterse a consideración del pleno legislativo cuando tenía que haber sido enviado al archivo. 

Al mismo tiempo, considera que, luego de ser sometido a votación por segunda vez, se hizo con el voto de un suplente que sustituyó a Sandra Salgado tras no dar su voto.

Esta medida tomada por la Sala ha sido criticada por el mismo presidente Salvador Sánchez Cerén, quien aseguró que necesitan 100 de los 900 millones de dólares para combatir la inseguridad.

El Secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, insistió ayer en la necesidad de que dichos fondos sean “desentrampados”, debido a que la falta de recursos es uno de los mayores impedimentos del Gobierno para reducir los índices de violencia. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación