Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Rosales con 60 camas menos por remodelación

El director del hospital ha pedido no hospitalizar "innecesariamente"

El Rosales con 60 camas menos por remodelación

El Rosales con 60 camas menos por remodelación

El Rosales con 60 camas menos por remodelación

Debido a la remodelación de tres servicios del ala sur y tres servicios del ala norte del hospital Rosales, este contará con sesenta camas menos durante un lapso de tres a cuatro meses. Ante esto,

el director del nosocomio, Mauricio Ventura, le ha pedido a los médicos no hospitalizar pacientes más tiempo del necesario. En el hospital ha circulado una carta donde se pide manejar cirugías de forma ambulatoria.

La remodelación consiste en el cambio de pisos, paredes, techos o ventanas. También se colocarán divisiones cada dos camas con cortinas de madera y de tabla, explicó Ventura.

El médico expuso que se conservará la infraestructura antigua del hospital, "sin causarle ningún daño", pues es considerada patrimonio cultural ya que tiene más de 100 años de antigüedad.

Simultáneamente, se repararán los pisos del corredor sur y del corredor norte, pues están tan dañados que el traslado de los pacientes puede ser accidentado, ya que hay áreas donde hay hundimientos. "También afecta el transporte de carros con medicamentos desde los almacenes hacia los servicios del hospital", afirmó el director.

Los permisos para la remodelación, tanto por parte de la alcaldía como por parte de Secultura, fueron gestionados desde el Ministerio de Salud, aseguró.

Lo que se tiene que conservar son las paredes antiguas de lámina y los pisos. Ventura aseguró que incluso el piso que se colocará deberá tener la misma forma que el que ya está dañado. Todo esto con el objetivo de, en palabras del director, "tratar de conservar al máximo la infraestructura antigua del hospital".

La semana pasada se empezó a trasladar a los pacientes de los servicios que serán remodelados al segundo y tercer nivel del edificio de Especialidades.

El jefe de Hematooncología, Héctor Valencia, aseguró que no se le notificó que los pacientes hospitalizados de Bienestar Magisterial ocuparían camas en ese servicio.

En su opinión, eso expone a los pacientes con leucemia a bacterias que pueden adquirir fácilmente debido a sus bajas defensas. Pero también expone a los pacientes de Bienestar Magisterial a un ambiente donde ser llevan a cabo 25 quimioterapias al día.

Ventura explicó que ese piso inicialmente fue asignado a Nefrología y a Hematooncología, pero "no han estado ocupando todas las camas".

Según él, estaban desocupadas doce camas. "Nosotros como dirección creíamos que todo el piso estaba ocupado, y hoy que hemos andado haciendo todos los movimientos descubrimos que las camas estaban sin utilizarse", aseguró.

Ventura considera que los médicos han tenido una cultura en la que se cree "que tener un paciente encamado por gusto no cuesta dinero".

El director considera contradictorio que los médicos denuncien que en la Emergencia están saturados de pacientes, que pasan ahí dos o tres días a la espera de una cama "¡y a veces de las especialidades de ellos!". Es decir, Hematooncología y Nefrología que, en palabras de Ventura, "son las más demandadas para hospitalizar" en el Rosales.

"A veces el mismo especialista que denuncia la falta de camas no le da la debida utilización que le debe dar a una cama", aseguró.

En el servicio de Cirugía Plástica, según él, "ingresan pacientes para operar que no necesita ingresarse" y que deberían manejarse con el programa de cirugía ambulatoria, aseveró.

"Es un desperdicio y un gasto innecesario de recursos del hospital", agregó.

Según Ventura, no es que le hayan quitado camas a Hematooncología, "sino que hemos ocupado camas que no utilizaban".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación