Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Roces con Sala, obras, regalos y madrugones

Reyes prefiere resaltar lo que considera logros de su gestión, y justifica ciertas acciones polémicas que ha protagonizado

Reyes dice que la Asamblea es transparente porque abre sus plenarias al público y brinda información pública que le solicitan. Foto EDH /Jorge reyes

Reyes dice que la Asamblea es transparente porque abre sus plenarias al público y brinda información pública que le solicitan. Foto EDH /Jorge reyes

Reyes dice que la Asamblea es transparente porque abre sus plenarias al público y brinda información pública que le solicitan. Foto EDH /Jorge reyes

El próximo mes, cumple un año de haber asumido la actual legislatura, pero Sigfrido Reyes culminará dos años y medio de estar al frente del Congreso. Al preguntarle cuál es su balance, el efemelenista abunda en lo que a su juicio es positivo: acciones a hacer más abierta y transparente la labor de la Asamblea, labor a la que ayudará la próxima radio y TV legislativas, la apertura de más oficinas en el interior del país, ser la institución que más información pública brinda, la creación de un instituto de formación superior, entre otros proyectos por los que ha apostado.

Pero cuando se le pregunta de algunas decisiones polémicas durante su gestión, como las diferencias con la Sala de lo Constitucional de la CSJ, y que llevó junto a otras fracciones a demandar al Órgano Judicial ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), dice que todo es culpa de la Sala de lo Constitucional por querer "reformar" la Constitución mediante sentencias judiciales.

A casi nueve meses del mayor enfrentamiento con la Sala a raíz de la anulación de la elección de magistrados de la CSJ de 2006 y 2012, el cual culminó con negociaciones en Casa Presidencial, Reyes dice que ni fue desgastante aquello ni fue vencido.

"No teníamos otro camino para defender las facultades de la Asamblea, y afortunadamente la CCJ le dio la razón a la Asamblea Legislativa y gracias a esa sentencia y a la voluntad de diálogo salimos adelante de un momento difícil para el país", se defiende Reyes.

Ciertas sentencias de la Sala de lo Constitucional como la orden de cancelación de los partidos PDC y PCN, el aval a las candidaturas sin partido, el voto por rostro en la elección de diputados y la más reciente, la anulación de la elección de magistrados de la Corte de Cuentas, han despertado malestar en Reyes y partidos aliados al FMLN como Gana, PDC y algunos diputados del PCN, por lo que consideran una injerencia en las facultades legislativas.

En respuesta, han emprendido acciones contra la Sala, aparte de la demanda ante la CCJ, la aprobación del decreto 743 que les imponía votación unánime para sus fallos, la que ARENA acompañó, pero dada la presión, luego se retractó.

Fuera de esas diferencias, la gestión de Reyes también ha estado salpicada de otros hechos polémicos como la compra de pinturas de artistas salvadoreños ($45 mil) y la poca claridad en el inventario de todas las obras de arte adquiridas.

Reyes dice a sus detractores que es una pena que se critique "la solidaridad" con el artista nacional y la promoción de la cultura, e insiste en que no dejará de apoyarlos de esta forma.

Además, ha resonado la compra de regalos a los diputados en la pasada navidad que ascendió a $28 mil.

Otros cuestionamiento es la falta de transparencia en la contratación de más de 500 plazas, así como el incumplimiento en su promesa de que durante su gestión no habría más "madrugones".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación