Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Roberta Jacobson dice que es prioridad para EE. UU., contribuir a solución de violencia en el Triángulo Norte de C.A.

La diplomática estadounidense asegura que seguirá cabildeando en el Congreso de su país para que apruebe los $1,000 millones para la Alianza por la Prosperidad.

Roberta Jacobson, secretaria de Estado de los Estados Unidos, ha sido propuesta por su gobierno para embajadora en México. Foto EDH / Gerardo Torres.

Roberta Jacobson, secretaria de Estado de los Estados Unidos, ha sido propuesta por su gobierno para embajadora en México. Foto EDH / Gerardo Torres.

Roberta Jacobson, secretaria de Estado de los Estados Unidos, ha sido propuesta por su gobierno para embajadora en México. Foto EDH / Gerardo Torres.

Tal como se mencionó en este periódico hace un par de días, la secretaria de Estado adjunta de EE. UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, dijo que considera una prioridad contribuir para solucionar la situación de violencia en el Triángulo Norte de Centroamérica y pidió la colaboración de los otros países de Latinoamérica.

Jacobson, quien ha sido nominada embajadora de EE. UU. en México, dijo claramente que seguirá haciendo campaña para que el Congreso de su país apruebe los 1,000 millones de dólares que el Gobierno de Barack Obama ha pedido para implementar la Alianza por la Prosperidad, cuyos principales beneficiarios son Guatemala, Honduras y El Salvador.

El dinero sería destinado para reforzar los planes de seguridad y evitar la migración en los tres países del Istmo.

Además, agregó que ha tratado de convencer a distintos congresistas de que es más barato solucionar el problema de raíz que seguir invirtiendo dinero en la frontera.

Con respecto a la Cumbre de las Américas, Jacobson dijo que los titulares este año fueron muy distintos a los de 2012. En la Cumbre de Colombia, los titulares decían que Estados Unidos estaba alejado de las posturas de los otros países con respecto a las drogas y Cuba. En la Cumbre de Panamá la situación cambio drásticamente.

La secretaria de Estado adjunta se mostró orgullosa de los cambios que se están dando en la región y dijo que admira a las personas que se han lanzado a las calles a protestar en contra de la corrupción.

En cuanto a su rol en las negociaciones con Cuba, Jacobson admite haber tenido suerte de estar en "el lugar adecuado en el momento adecuado", pero esta totalmente de acuerdo en que la decisión de Obama fue la correcta en haberle puesto fin al embargo.

Las encuestas en Cuba, según Jacobson, muestran que el 97 % de la población apoya la nueva era de las relaciones diplomáticas, pero se muestra precavida al decir que las cosas no van a cambiar de un día para otro, aún falta tiempo para que el gobierno cubano cambie de postura y para que las medidas consigan apoyo en el Congreso estadounidense.

La funcionaria pública cree que la noción que tienen algunos detractores de que el embargo funcionaria si aguantaban un poco más era ridícula y explica que el embargo dañaba otros intereses de Estados Unidos en la región.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación