Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Entrevista

Ricardo Avelar: "Para una política diferente, hay que avanzar en el debate"

El director de CREO considera que en el país hay una avanzada cultura de debate, pero aún falta más

ctv-qj3-dsc 6732

¿Cómo ve la cultura de debate entre los jóvenes del país?

Limitada todavía, porque en los jóvenes aún se replica la cultura de tomar bandos que tienen las generaciones que nos preceden, todavía hay un interés de atacar al mensajero en lugar del mensaje, se tiende en pensar quién está diciendo las cosas, en lugar de pensar cuál es la idea que se está compartiendo.

Hay un progreso, pero todavía es muy tímido y si realmente aspiramos en ver una política diferente, tenemos que avanzar muchísimo más en la cultura de debate.

¿Qué están haciendo para fortalecerlo?

Lo primero es mostrar honesta y abiertamente nuestros principios, uno no puede comenzar un debate si no se define así mismo; en ese sentido, CREO es abierto a las diferentes posturas, somos una organización con principios liberales, democráticos y republicanos y sentamos posturas en muchos temas.

A veces se podrá pensar que las posturas de CREO no son objetivas y es que el objetivo de CREO es contar lo que está pasando desde nuestra perspectiva.

Una vez hemos dicho en qué creemos, invitamos a la gente a que diga qué opina, nosotros no le cerramos la puerta a nadie a que nos dé su opinión.

Este es un gran paso en el país, en El Salvador se está acostumbrado que solo se discute entre amigos y que no se invita en espacios públicos a personas que piensan diferente, porque nos da miedo que nuestro argumento se pueda ver derrotado, al contrario en CREO pensamos que si nuestros argumentos no son suficientes para sostenerse en un debate público, entonces quizás no valían la pena.

¿Qué piensa de que los jóvenes no se pronuncien en contra de la corrupción?

Lo grave no es que no se pronuncien, lo grave es que se pronuncian solo por la mitad de la corrupción, dependiendo de cómo piense el joven o de qué lado disfruta más del espectro político, es muy probable que se pronuncie muy agresivamente sobre ciertos casos y que por casos similares de los propios no diga nada, esto es lo grave.

El problema es que tiene una miopía y solo está dispuesto a ver los errores de un lado y está dispuesto a callar los errores de otro lado y cuando alguien calla la corrupción se vuelve cómplice de la misma.

Es una lástima ver gente menor de 30 años que anda justificando políticos, una pregunta que hay que hacerles es si estos políticos los defienden a ellos y a sus libertades tanto como ellos los están defendiendo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación