Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

J.J. Rendón demanda a Funes por $100 millones en EE. UU.

El ofendido acusa al presidente de difamarlo por acusarlo de violación el 30 de enero pasado

J.J. Rendón demanda a Funes por $100 millones en EE. UU.

J.J. Rendón demanda a Funes por $100 millones en EE. UU.

J.J. Rendón demanda a Funes por $100 millones en EE. UU.

En un hecho sin precedentes, el estratega político y publicista venezolano Juan José Rendón demandó por 100 millones de dólares al presidente salvadoreño Mauricio Funes por el delito de difamación ante la Corte de Circuito de Miami Dade, Florida, Estados Unidos.

Rendón acusa a Funes de haberlo difamado con las "falsedades" que habría dicho durante una conferencia de prensa y entrevista que dio Funes el 30 de enero de 2014, entre ellas que Rendón es un "violador", dice la acusación formal, a cuya copia tuvo acceso El Diario de Hoy.

"La información que tenemos, que ha llegado al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública y que les dio Interpol es que él está siendo perseguido por un delito de violación cometido en Venezuela", declaró Funes tras ser entrevistado en el programa Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña.

"J.J. Rendón es un prófugo de la justicia", insistió Funes ante los periodistas en esa fecha.

Según la demanda presentada en Miami, Funes hizo afirmaciones "altamente difamatorias y perjudiciales" con la intención de causar daño irreparable y permanente al buen nombre y reputación de Rendón, quien es consultor del candidato presidencial de ARENA, Norman Quijano.

"Funes inició una campaña para destruir la reputación personal y profesional de Rendón al "fabricar" y esparcir acusaciones falsas de actividad criminal contra él", dice el documento.

J.J. Rendón dice que, "con malicia y en total indiferencia a la verdad", Funes hizo varias aseveraciones falsas, que incluían pero no se limitaban a lo siguiente: "El demandante es acusado de violación; que es un fugitivo de la justicia, que tiene una alerta roja de la Interpol, por haber cometido un acto de violencia sexual contra la ciudadana María Eugenia Mora; el demandante es un violador; el demandante es un fugitivo internacional que orquesta campañas de guerra sucia en toda Latinoamérica".

"Las aseveraciones difamatorias de Funes, formuladas en conferencias de prensa y entrevistas, han sido diseminadas a diversos medios, incluidos periódicos, radio, televisión, internet, todos en Centroamérica, Sudamérica, el Caribe, Europa, los Estados Unidos y particularmente el sur de Florida", agrega la denuncia del publicista.

En su denuncia escrita, Rendón afirma que "el acusado, de manera exitosa, utilizó su control e influencia sobre los medios para destruir la reputación del demandante, causándole ser el centro de mofa, odio, desprecio y deshonra, y de falsamente acusarlo de haber cometido un crimen".

Según J.J. Rendón, Funes actuó con el único propósito de atraer atención mediática negativa y desacreditar al candidato presidencial del partido ARENA, sin importarle el daño que causaría al demandante, quien se queja de que ha sufrido pérdidas económicas, pérdida de empleo y pérdida de empleo potencial.

El demandante señala que lo aseverado por Funes "han causado al demandante daños permanentes e irreparables a su reputación en el Sur de Florida y en toda América Latina, afectando sus contratos presentes y futuros por sus servicios como consultor político y estratega de marketing, y causando un daño económico substancial en más de $100,000,000.00".

En adición, el ofendido señala que ha sufrido vergüenza, humillación, estrés y angustia mental por estos hechos, pues de esa manera, según expresa, Funes mancha permanentemente la percepción pública del demandante y sus actividades como un individuo y consultor político.

En seguida, le advierte que se reserva el derecho de agregar nuevas acusaciones de difamación en su contra en la medida que se vayan formulando.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación