Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reformas a LACAP quitó lo engorroso de los contratos

Desde 2009 el gobierno se quejó de no poder invertir mucho en lo social, a raíz de las trabas que imponía una rígida Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP), pero a partir de 2011 la misma fue modificada.

La Asamblea Legislativa aprobó el 18 de mayo de 2011, una serie de reformas, 79 para ser exactos, muchas de ellas con la finalidad de facilitar a las distintas instituciones públicas la contratación de servicios y la adjudicación de obras.

Se aumentó por ejemplo el techo para las contrataciones que no requieren de licitación pública, con el fin de que las municipalidades y la administración pública pudieran contratar servicios y obras públicas de forma directa o por libre gestión.

El artículo 40 fue reformado para que las alcaldías pudieran firmar contratos sin necesidad de licitar hasta por $35,873.6; para el resto de las instituciones estatales el techo máximo que pueden contratar sin necesidad de ofertar, de acuerdo con las modificaciones avaladas es de $53,810.4.

El gobierno pidió cambiar la LACAP. Justificó que necesitaba una ley que le permitiera ejecutar ágilmente cerca de $1,154.9 millones en inversión pública en 2011. Pero, según Hacienda, solo ejecutó $619 millones ese año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación