Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reciben $900 por venta de árboles del Infantil

Los troncos de bálsamo, eucalipto, caoba, pino, conacaste y flor de fuego fueron vendidos a un aserradero en Apopa, según documentos proporcionados por la OIR. Todo se vendió como leña, dijo el sindicato.

El 26 de marzo comenzó la tala en el parque Infantil de Diversiones. La madera no fue procesada por Secultura, y trabajadores solicitaron venderla para obtener fondos. Foto EDH / ARCHIVO

El 26 de marzo comenzó la tala en el parque Infantil de Diversiones. La madera no fue procesada por Secultura, y trabajadores solicitaron venderla para obtener fondos. Foto...

El 26 de marzo comenzó la tala en el parque Infantil de Diversiones. La madera no fue procesada por Secultura, y trabajadores solicitaron venderla para obtener fondos. Foto EDH / ARCHIVO

La tala de los 140 árboles y arbustos del parque Infantil de Diversiones "se transformó" en $900, como producto de su comercialización. El dinero se utilizó para comprar desde arreglos florales hasta pagar la fiesta navideña de los trabajadores del centro recreativo.

También compraron material educativo y otros insumos que la administración del parque no puede obtener por falta de fondos.

"Cada centavo ha sido justificado", según el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Secultura (Sitrasec), Basilio Ayala.

Además, alegan que si ellos no lo hubieran utilizado, la constructora que taló en el parque para darles paso a las obras del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), se habría quedado con la madera y la leña.

El sindicato tiene constancia de cómo distribuyó el dinero y ha dado copia de los documentos la Oficina de Información y Respuesta (OIR) de la Presidencia de la República.

Por ejemplo, la constancia de compra, con fecha 17 de mayo de 2014 describe que el aserradero La Puerta, en el municipio de Apopa, compró leña y trozas de aproximadamente cuatro varas en madera de bálsamo, eucalipto, caoba, mango llano, pino, conacaste y flor de fuego.

Según la constancia de los ingresos obtenidos por la comercialización de los árboles, los fondos han sido utilizados para satisfacer las "necesidades identificadas en la Unidad Educativa del parque para la realización de talleres".

Del total de dinero de la venta, hasta noviembre ya se había gastado $298.43. Y los $601.57 restantes serán destinados para el convivió de fin de año de los trabajadores del parque, dijo en un escrito el director del Infantil, Pedro de Jesús Quinteros, a través de la OIR de la Presidencia de la República.

Algunas facturas proporcionadas por la OIR detallan la compra de ocho ventiladores, un paquete de 25 hojas de color, seis pliegos de papel "flour", 12 barras de silicón, cuatro hojas de fommy y otra papelería, pintura, arreglo floral, globos de carnaval, pastel cuatro leches y gasolina.

La compra de combustible fue para uso de equipos del parque como motosierra y desgramadora. "Considerando que el combustible que provee la institución no fue suficiente para lo programado", se lee en el informe enviado por Quinteros.

Los fondos también sirvieron para el traslado de piezas de madera y la compra de material para la elaboración de piscuchas en los talleres que se imparten en el parque.

"Lo que se determinó con los trabajadores y los sindicatos, que de ese dinero, como la Secretaría no le da ni cinco al parque para las actividades y los talleres, se iba a ocupar para los gastos de materiales. Aquí a los trabajadores, la institución, nunca les hace nada, después de sacar los costos de los talleres y de las actividades educativas de las escuelas, de lo que sobró se hará un almuerzo y se les dará una canasta (navideña) a los compañeros", declaró Ayala.

De acuerdo con el sindicalista, el dinero no se ha desperdiciado y han justificado " hasta el último centavo".

Ayala advirtió que tanto la venta de la leña, la madera y el destino de los fondos han sido supervisados por la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y la de Parques Arqueológicos y Culturales de la Secretaría de Cultura.

El sindicalista acotó que "hubiese sido peor que la madera y la leña fueran a parar a manos ajenas al Parque", cuando el espacio recreativo tiene muchas necesidades económicas.

"Prácticamente había un trato ya (con Astaldi) hasta camiones tenían para eso ( leña), ahí fue donde intervenimos, porque no podíamos permitir eso", explicó.

Fue vendida como leña

Según un informe de especificaciones técnicas de corte de árboles número 06-03-2014, del total de 127 árboles talados en el tramo afectado por el Sitramss, 14 cumplían con las características "idóneas" para ser procesados.

Al principio, las autoridades de Secultura querían convertir los troncos maderables para hacer muebles rústicos, los cuales serían distribuidos en los parques nacionales.

Pero la idea de darle un uso artesanal a la madera o cualquier otro destino siempre dentro del mismo parque se disipó y prefirieron comercializarlos.

"Esa era leña, prácticamente basura, al final se iba a podrir si no se le daba uso. Todo se vendió como leña, se le vendió a un señor que se dedica a negociar leña", explicó el secretario general de Sitrasec.

De acuerdo con la correspondencia enviada por un técnico de la Dirección de Parques Arqueológicos Culturales a la directora de la misma área, los árboles maderables solo debían tener dos destinos: ser tratados para uso artesanal del Parque o bien ser trasladados a un aserradero y obtener tablas o cuartones para que fueran utilizados dentro del mismo parque como material de construcción.

Pero Ayala explicó que el comprador final adquirió el producto como leña.

"El comprador dijo: yo se lo compro como leña, porque la mayor cantidad de árboles cortados es leña, será poco lo que voy a aprovechar como madera", dijo el sindicalista.

Entre los 14 árboles considerados como maderables estaban el pino Caribe, caoba, bario, eucalipto y conacaste negro, de acuerdo al informe 06-03-2014, con fecha 6 de marzo.

Según Ayala, el costo para procesar la poca madera era muy alto y esto hizo que las autoridades desistieran del proyecto de ornamentación de los senderos del parque. Los reportes de verificación e inspección de campo de Astaldi dan cuenta que desde el jueves 21 de marzo hasta el martes 1 de abril de 2014 trasladaron al parque Infantil un total de 44 trozas. La constructora se encargó de cortar, trasladar y colocar la leña en el parque Infantil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación