Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Quijano afirma que en su gestión, Fitch dio alta evaluación a comuna

El exalcalde de San Salvador, Norman Quijano, aseguró ayer que la calificadora de riesgo estadounidense evaluó muy bien a la municipalidad desde su gestión edilicia al otorgarle la calificación de “AA-”

Dr. Norman Quijano, diputado de ARENA,

San Salvador, Martes 08 de septiembre de 2015. | Foto por LG

San Salvador, Martes 08 de septiembre de 2015.

El actual diputado y exalcalde de San Salvador, Norman Quijano, defendió ayer que desde su gestión como edil la comuna tuvo una calificación de riesgo de “AA-” y no como afirma la actual gestión municipal en una nota difundida en redes sociales.

El exedil mostró a El Diario de Hoy reportes de la agencia calificadora estadounidense Fitch Ratings sobre la Alcaldía Municipal de San Salvador (AMSS), para confirmar que la evaluación técnica data desde que él fungía como alcalde capitalino.

Quijano manifestó que los fondos de la comuna siempre fueron manejados eficientemente y que eso se vio reflejado en la calificación que realizó Fitch.

La explicación de Quijano surge porque la actual gestión de Alcaldía de San Salvador publicó este lunes en su página de Facebook que “la casa de análisis internacional Fitch Ratings otorgó a la Alcaldía de San Salvador la calificación “AA”, por ser una institución con alta capacidad de pago y emitir títulos valores que presentan un bajo nivel de riesgo crediticio”.

Pero Quijano aclaró que no ha existido ningún cambio en la calificación, pues es la que se tenía desde su administración y, por lo tanto, no ha habido tal logro.

“Lo que ellos han terminado de corroborar es lo que siempre nosotros sostuvimos, de que habíamos hecho un manejo eficiente y responsable de las finanzas de la institución”, resaltó Quijano.

En el informe de la calificadora, de fecha 27 de abril de 2015, se establece que la alcaldía de San Salvador tiene la calificación de “AA-” a los valores de titularización. 

“Particularmente a diciembre de 2014, el margen operativo se ubicó en el máximo histórico (4.1%) del período analizado. De manera similar, durante 2014, el saldo operativo (SO) generado presentó un superávit, también máximo durante los años analizados”, reza en el documento que está disponible en la página web de Fitch.

Y en el informe publicado el pasado 7 de septiembre, la calificadora reitera que la evaluación se ha mantenido en “AA-”, además de presentar  datos de que la comuna tiene planes de endeudamiento adicional.

Concretamente, se explica que se emitirán fondos de titularización por $61.9 millones a un plazo de 180 meses. Fitch señala que dado que ese dinero servirá, entre otros fines, para refinanciamiento de su deuda, el nivel de endeudamiento estimado para el cierre de 2015 sería de 1.08 veces de sus ingresos operativos totales, nivel que lo considera alto.  

“La alcaldía puede tener patrimonio que hipotecar porque nosotros lo liberamos, estaban con varios bancos del sistema financiero nacional. La alcaldía tiene patrimonio para dar en garantía, lo que tiene limitado es la liquidez para responder por ese nuevo endeudamiento”, apuntó.

Quijano aseveró que la Alcaldía de San Salvador se administró, durante su gestión, con tanta eficiencia que al cierre de su período quedaron aproximadamente $14 millones disponibles para el actual consejo y no $8.8 millones como ha dicho la gestión actual.

“La Alcaldía se manejó con tanta responsabilidad y con tanta solvencia que al cierre de nuestra gestión quedaron $14 millones disponibles. Ya hubiésemos querido nosotros encontrar eso cuando llegamos en el 2009, lo que encontramos es que habían usado 4 millones del Fodes para resolver problemas de gasto corriente”, afirmó.

Esos $14 millones provienen de fondos otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de los cuales estaban ejecutando un proyecto de $7 millones; otro dinero era de Fodes y casi $6 millones eran de titularización y fondos propios, detalló.

“Se están atribuyendo como propio algo que es producto de un ejercicio responsable de muchos años. Ahí habla de un éxito que nosotros teníamos: las programaciones muy respetadas de los abonos de deuda y siempre la cumplimos. Eso lo destaca Fitch. De lo que se trata es ratificar nuestra buena gestión en todos los órdenes, manejamos con mucha responsabilidad las finanzas de la institución”, reiteró.

Quijano señaló que ninguna otra gestión en San Salvador heredó a la que le seguía un superávit de fondos alto como la que él dejó. “Lo usual es que encuentran las instituciones quebradas y no tienen cómo empezar a ejecutar proyectos porque carecen de liquidez”, añadió.

Y recordó que durante su gestión se redujo las tasas para unas 8 mil familias en extrema pobreza que pagaban alrededor de dos dólares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación