Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Quiero la misma calidad aunque valga lo mismo

Roberto Morales, un señor de 86 años, y su esposa están preocupados porque tres medicamentos que utilizan desde hace varios años se encuentran dentro de la lista de los productos que los laboratorios retirarán del país.

Ayer por la mañana, mientras preguntaba por unas vitaminas en la Farmacia San Nicolás, en Ciudad Merliot, comentó que la aplicación de Ley de Medicamentos sería buena si no hubiese producto que se dejara de vender.

Él usa Lyrica para el dolor de los pies, Ogastro para la gastritis y el Lipitor para el colesterol. "¿Adónde los voy a comprar? A mí no me importa pagar lo mismo con tal que haya", comentó.

"La Lyrica es muy importante para mí, para el dolor de los pies; el Lipitor lo tengo que tomar porque soy diabético. Los genéricos no son lo mismo", expresó el señor.

Roberto manifestó que antes de usar esos productos probó otros que no le dieron efecto y no le parece estar probando nuevamente, si ya sabe cuáles le caen bien.

"Yo quiero la misma calidad aunque valga lo mismo. Si encuentro de los mismos esos voy a comprar, porque ya sé que no voy a estar probando", expresó.

Mientras que su esposa comentó que las vitaminas que buscaba con la tarjeta de descuento le costaban $37, pero no encontraron en la farmacia a la que llegaron, consultaron en otro establecimiento y le cuestan lo mismo ya con el precio ajustado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación