Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pugna sindical por el poder político en la alcaldía de San Salvador

La Unidad Sindical, que aglutina a varios sindicatos y que apoya al FMLN, está exigiendo al edil la renuncia de director de Astram como coordinador de parques y zonas verdes

La unidad sindical (USMA) protestó el miércoles frente a la comuna, exigiendo una reunión con el edil de San Salvador. Según dijeron, fueron agredidos por integrantes de Astram con palos y piedras. La tensión duró casi dos horas. foto edh / archivo

La unidad sindical (USMA) protestó el miércoles frente a la comuna, exigiendo una reunión con el edil de San Salvador. Según dijeron, fueron agredidos por integrantes de Astram...

La unidad sindical (USMA) protestó el miércoles frente a la comuna, exigiendo una reunión con el edil de San Salvador. Según dijeron, fueron agredidos por integrantes de Astram con palos y piedras. La tensión duró casi dos horas. foto edh / archivo

Bajo los palos y piedras con los que se enfrentaron el pasado miércoles dos sindicatos de la comuna de San Salvador, hay una pugna política de poder que busca puestos clave dentro de la comuna y el beneplácito del edil capitalino, Nayib Bukele.

La chispa que desató el encontronazo fue la contratación del presidente la Asociación Salvadoreña de Trabajadores Municipales (Astram), Rolando Castro, como coordinador general de parques y zonas verdes, un cargo apetecido en la comuna, ahora en manos de uno de los sindicatos con mayor rango de influencia dentro de la comuna capitalina.

De hecho, en el nombramiento de Castro participó el edil de San Salvador, junto con los votos de los regidores de ARENA, algo que no cayó en gracia a la Unidad de Sindicatos Municipales en Acción (USMA), un grupo que aglutina a varios sindicatos y que consideraron la decisión del alcalde como una deslealtad ante el apoyo que estos sindicatos le dieron durante la campaña electoral.

La demanda de USMA para el alcalde era clara: exigirle que interceda para evitar la "represión" y las "suspensiones" laborales en la comuna. "Necesitamos justicia laboral, limpiando de esa pacotilla que mantiene en zozobra a los trabajadores", señalaba el martes el secretario de prensa de USMA, Domingo Pérez. En concreto, la unidad de sindicatos pedía la destitución de Castro y los nuevos nombramientos donde se han visto beneficiados, según dijeron, integrantes de Astram.

Lo que hace avizorar el descontento de la unidad de sindicatos es que Astram ha sido, por años, el sindicato con mayor peso político, pese al partido político gobernante en la comuna, además de ser el que más miembros reúne.

Hay concejales que señalan que algunos cargos como la dirección de desechos sólidos, también en manos de Astram, son apetecidos por los presupuestos que manejan y por que, en el caso de esta última dependencia, se trata de una de las autónomas municipales más preciadas.

Esta pugna se agudiza considerando que la síndica municipal, Xóchitl Marchelli Canales, se mostró en contra de la designación de Castro al frente de la coordinación general de parques y zonas verdes, de acuerdo con voceros de Astram. Es más, Canales se ha mostrado más cercana a la unidad de sindicatos que a la organización que lidera Castro, indicaron.

En tanto, en la comuna no hay una postura unificada sobre las demandas de los sindicatos y el alcalde no se ha pronunciado sobre este tema. El miércoles, cuando se tenía programada la sesión del concejo, los dos sindicatos se enfrentaron en una riña callejera que dejó al menos tres heridos y ocho capturados, entre ellos agentes del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM), señalaron las autoridades.

El regidor por ARENA, Gerardo Calderón, sostuvo que no conocen qué tipo de conflictos hay entre los grupos sindicales, y aseguró que debe ser el alcalde el que dé explicaciones, debido a que es él quien administra la comuna.

Pero el edil capitalino no llegó ese día a la alcaldía y prefirió pronunciarse por las redes sociales. "¿Pleito entre sindicatos sin peticiones laborales? Definitivamente a los poderes fácticos no les interesa El Salvador, más que como finca. A los mismos de siempre les decimos: No nos van a vencer con manuales de los 70. David venció a Goliat", escribió.

El día en que se enfrentaron los sindicatos, el concejo tenía previsto estudiar, entre otros puntos, el nombramiento de Hassan Bukele, primo del edil capitalino, en el cargo de secretario municipal. Además de la decisión del alcalde de delegar en su hermano, Yamil Bukele, la dirección del Instituto Municipal del Deporte (Imder) y del puesto que ha asumido su cuñada, Arena Ortega, en la Unidad de Cooperación Externa de la comuna capitalina.

El edil ha defendido el nombramiento de su hermano, aclarando de que se trata de un cargo ad honórem y que fue aprobado por todo el concejo, excepto él. También ha dicho que su hermano y cuñada tampoco reciben salario.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación