Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Proyecto con "dolencias técnicas enormes"

Con el Sitramss se redujo el espacio peatonal, y también ha dejado aceras más angostas, dice García.

Proyecto con "dolencias técnicas enormes"

Proyecto con "dolencias técnicas enormes"

Proyecto con \"dolencias técnicas enormes\"

El especialista en transporte y tráfico opina que el Sitramss tiene "dolencias técnicas enormes", lo cual es motivo suficiente para que el gobierno considere continuar o no con el proyecto.

El máster en tráfico, planeación y transporte Erick García advierte varios errores técnicos, pero señala de forma especial el que la Alameda Juan Pablo II jamás debió considerarse para construir un sistema de transporte masivo.

Con el Sitramss se redujo el espacio peatonal, y también ha dejado aceras más angostas, dice García.

Y pone como ejemplo los andenes que se encuentran en la zona del hospital Médico Quirúrgico.

"¿Están realmente los espacios de las aceras disponibles?, ¿las aceras tienen el suficiente ancho para que toda la gente se movilice?", son las preguntas que hace García.

El estudio de Estructuración e ingeniería básica del Sitramss señala que para 2012 la demanda diaria del transporte colectivo en la zona de Soyapango, Ilopango y San Martínez rondaba los 427,100 usuarios en un día hábil.

El VMT habría informado que el Sitramss movilizaría a un promedio de 430 mil usuarios de la zona oriental del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

Ante la demanda de usuarios que aseguran las autoridades que tendrá el sistema, colocar semáforos peatonales y pasos cebras en cada estación pondría en riesgo a los peatones, advierten.

"Si esta vía es muy transitada, con una altísima demanda, y al venir un cafre, un motorista irresponsable que no le haga caso al semáforo, estoy poniendo en riesgo la vida de los peatones", dijo.

La mejor alternativa, según el especialista, era colocar pasarelas o túneles peatonales para hacer el proyecto "amigable al peatón".

Incremento en gasto de combustible

García consideró que las obras van en detrimento al resto de los usuarios de la red; por ejemplo, los vehículos privados que gastarán más en combustible debido a que tendrán que detenerse cada vez que el semáforo le dé el paso exclusivo a los peatones y a los buses articulados del Sitramss.

"Todas esas consideraciones fueron obviadas", añadió.

El proyecto tampoco va a lograr satisfacer la demanda de los usuarios, debido a que el sistema solo dará servicio en 6.5 kilómetros, desde Soyapango hasta la 33. Avenida Norte, en la zona del hospital Médico Quirúrgico, consideró García.

"Somos de los primeros países que nos aventuramos con un proyecto tan cortito. Todavía no sé qué tan rentable sea el proyecto, qué tanto subsidio vaya a necesitar el gobierno para sostener un proyecto tan corto", explicó.

Según el estudio del Sitramss, si el gobierno decide cobrar una tarifa de $0.25 en el nuevo sistema, tendrán que dar una subvención o subsidio de $70 millones si se usa una red sin optimizar; o de $41 millones en una red optimizada. Otra opción es no dar el subsidio, pero el costo de la tarifa sería de $0.85.

García opina que las autoridades deben "valorar" si es conveniente o no continuar con el proyecto en la zona de la Juan Pablo II.

Hasta el 14 de julio, según @SITRAMSSoficial, el avance del II tramo, que va desde Fenadesal hasta la 33a. Avenida Norte, es del 80.31%. Los carriles exclusivos están terminados totalmente, no así las paradas de buses que presentan atrasos.

Propuesta inicial de recorrido del Sitramss
Publish at Calameo or read more publications.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación