Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protestas frente al Banco Mundial en contra de compañía

Protestas frente al Banco Mundial en contra de compañía

Protestas frente al Banco Mundial en contra de compañía

Protestas frente al Banco Mundial en contra de compañía

La inmigrante salvadoreña, Lita Trejo, agarró el micrófono en una improvisada tarima frente al Banco Mundial en la Calle Pensilvania, en Washington, para denunciar que sus parientes residentes en la zona de Santa Rosa de Lima, en La Unión, cerca de la mina de San Sebastián, no volvieron a recuperar el río que irrigaba la zona a causa de la minería.

Dijo que han pasado muchos años desde que una compañía minera dejó de operar, pero el agua sigue contaminada con los metales y tóxicos utilizados para la extracción del oro y plata. "Ellos se fueron con el oro, pero la gente se quedó sin agua y con enfermedades en los riñones porque todo esta contaminado", denunció la manifestante salvadoreña.

Trejo formó parte de un grupo que se concentró fuera del organismo multilateral donde se ventilaba el juicio entablado por Pacific Rim (hoy propiedad de Oceana Gold) en contra del Estado salvadoreño. El propósito era remarcar el accionar de organizaciones ambientalistas contra la minería en Washington, aprovechando el momento del juicio.

Una de las principales organizaciones ambientalistas, promotoras de la actividad, fue Oxfan America con sede en Washington y cuyos integrantes mostraban carteles y banderas de El Salvador para denunciar el deterioro al medio ambiente que produce la minería.

Durante la concentración en la plazuela frente al edificio del Banco Mundial, los activistas hicieron circular una carta dirigida al presidente Salvador Sánchez Cerén, consensuada por la Mesa Nacional Frente a la Minería, en la que le hacen ver que el tema ha despertado solidaridad nacional e internacional para evitar la destrucción de los mantos acuíferos ante un posible fallo favorable para la firma australiana.

"Como Mesa estamos claros que esta industria es inviable e incompatible con la realidad ecosistémica y de vulnerabilidad socio ambiental que vive el territorio nacional. Esas mismas condiciones fueron las que en el año 2010 sirvieron para que se nos otorgara el título del país más vulnerable de la tierra y cuya manifestación más alarmante es la grave crisis en calidad y acceso al agua que vive nuestra población", reza la carta al mandatario salvadoreño.

Además, le piden que mantenga en pie su palabra de no permitir la instalación de firmas mineras en el país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación