Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protestas continuaron pese a visita de ministra al Zacamil

Unas mil consultas han sido canceladas en el hospital. Suspensión de labores se mantiene desde el jueves

La ministra de Salud pasa frente a pacientes ubicados en camillas en la Emergencia.

La ministra de Salud pasa frente a pacientes ubicados en camillas en la Emergencia.

La ministra de Salud pasa frente a pacientes ubicados en camillas en la Emergencia.

Los sindicatos del hospital Zacamil acordaron abrir hoy la consulta externa, pero mantendrán el cierre en algunas áreas entre ellas la administrativa y no dejaran entrar a las autoridades.

Ese fue el acuerdo al que llegaron ayer por la tarde en la reunión de los sindicatos de empleados y médicos.

Ayer por tercer día, las protestas en el hospital nacional Zacamil continuaron. Cerca de 500 consultas programadas nuevamente fueron suspendidas, suman ya casi mil.

Los usuarios molestos y decepcionados no tuvieron más que retirarse del establecimiento.

Sonia Ramírez llegó para reprogramar la cita de su mamá con el cardiólogo, pero no pudo. La cita la tenía el viernes pasado. "El viernes que venimos ya estaban en paro. Yo pienso que está bastante mal, lo que deberían hacer es cambiar a este personal. Son personas que no cumplen su deber, solo pasan en paro", dijo la joven.

Ella además se quejó de que desde hace más de seis meses solo le dan las recetas para las aspirinita y el metocarbamol, este último para el dolor, pero en la farmacia siempre le dicen que no hay.

Otra de las usuarias molestas es Virginia Rubio, de 67 años. "No atienden a nadie, dicen que porque están en huelga", dijo Rubio. Ella reside en Zaragoza, La Libertad, camina lento con ayuda de un bastón y tiene ambos ojos rojos. Hace poco tiempo fue operada de cataratas y glaucoma, pero siempre le molesta la vista por ello fue a la consulta. "No sabía nada del paro, sino, no hubiera venido a perder el tiempo", manifestó la paciente.

Denuncia de sindicatos

En el hospital permanecen suspendidas las consultas programadas, las cirugías que no son de emergencia, la programación de citas. Además ayer estaba cerrada el área administrativa y mantenimiento.

El sindicato de médicos y el de trabajadores impulsan las protestas desde el jueves, denuncian que el freezer de la morgue está arruinada, que la máquina reveladora de los exámenes de rayos X sigue dañada, que las lavadoras siguen sin llegar, pese a que las autoridades prometieron que estarían funcionando a inicios de abril, y que hay desabastecimiento de medicamentos, distribución de comida arruinada, entre otros problemas. También piden la destitución del administrador.

Carlos Morán, del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sitrasalud), dijo que "la gente ya está siendo afectada con la falta de medicamentos, con la sala de quirófanos, con rayos X, Arsenal y Lavandería en mal estado y a esto le incluimos la alimentación, comer comida con gusanos ya es afectar directamente al paciente".

Según los funcionarios

Pero el director del hospital, Jesús Portillo, calificó el proceder de los sindicalistas de "intransigente".

Mientras que la ministra, María Isabel Rodríguez, dijo que si los sindicalistas continúan afectando la atención de los usuarios acudirá a poner la denuncia a la Fiscalía General de la República, la cual ya está elaborada.

Rodríguez llegó ayer al Zacamil en medio del paro de labores a entregar equipo valorado en más de tres millones de dólares para 19 hospitales de la red pública, financiados por el Fondos Solidario para la Salud (Fosalud).

La visita de la ministra fue acompañada por un grupo de miembros del Foro Nacional de la Salud, entre los que se encontraba Margarita Posada, quienes gritaban consignas en apoyo a Rodríguez y contra los sindicatos.

Al final hubo pequeños altercados entre los sindicalistas y los del Foro Nacional de la Salud, pero no pasaron a más.

Sindicalistas por medio del alta voz acusaron a Posada de "tener untada la mano de algún dinero". Ella les restó importancia.

Mientras que Rodríguez pidió a los sindicalistas no usar a los pacientes para realizar sus demandas. "No comparto la actitud de... (tomar) como objeto de una lucha al pobre paciente, al individuo que viene de largos esfuerzos por llegar al hospital", expresó la funcionaria.

"Si quieren insultarme, decirme que soy la causante de algo, díganlo, háganlo que quieran, pero no lo hagan con los pacientes, los pacientes merecen respeto", acotó Rodríguez.

Parte del equipo entregado ayer, con un valor de casi un millón de dólares, está destinado al Zacamil, los sindicalistas dicen que es el resultado de las demandas y protestas que mantienen desde hace más de un año, pero no se resuelven las deficiencias del hospital.

En cuanto al problema de la alimentación, la funcionaria expresó que desde hace algún tiempo investigan el caso y han analizado la situación. "Creemos que la compañía que ofrece los servicios no puede seguir ofreciéndolo", acotó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación