Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Proponen jueces y tribunal electoral independientes

Magistrado electoral mexicano explicó que en su país ha dado resultados. No obstante, dijo debe crearse el perfil que se necesita para esos cargos

ctv-owx-foro-fusades01

“La independencia de los tribunales electorales, la profesionalización del juez electoral y el régimen jurídico como variables para una eficaz, oportuna e imparcial justicia electoral”, fue la propuesta que hizo para nuestro país, Flavio Galván Rivera, quien es magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral, de México.

El funcionario electoral mexicano fue la figura principal del conversatorio que sobre el tema realizó ayer la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) y que tiene como objetivo implementar en nuestro país tribunales electorales independientes.

Galván aseguró que desde 1994 en México existe la figura del Tribunal Electoral y que nació en ese entonces como un ente autónomo e independiente de los tres poderes del Estado, pero que debido a una reforma en 1996 pasó a jurisdicción del Poder Judicial.

No obstante, el magistrado electoral mexicano plantea que para que exista una mejor aplicación de justicia electoral en El Salvador sin intereses partidarios, se debe legislar para que hayan  “tribunales electorales independientes y profesionalización  de los jueces electorales. Si el Tribunal tiene autonomía constitucional podrá dictar sus sentencias sin sometimiento alguno”, explicó Galván durante el conversatorio.

No obstante, aclaró que el simple hecho de que el Tribunal Electoral sea un ente autónomo, no significa que automáticamente habrá imparcialidad a la hora de impartir justicia electoral, pues esto último dependerá en gran manera de los magistrados.

“La autonomía de los  magistrados no depende necesariamente de la autonomía constitucional de la institución, la autonomía de los jueces depende de su conciencia, es la conciencia del juzgador la que determina porqué y cómo vota”, planteó Galván.

Dijo que es importante en la escogitación de los magistrados electorales el establecimiento de un perfil que deben de llenar las personas que aspiren a un cargo de ese tipo. 

 “No podemos, simple y sencillamente designar a los amigos, sino a las personas mujeres y hombres profesionales, preparados, capaces, honestos, con ejercicio ético para que cumplan la función”, apuntó el mexicano.

Aseveró que todo eso debe quedar plasmado en la Constitución de la República  y en el Código Electoral, al igual que debe de quedar definido el periodo en que los magistrados electorales ostentarán esos cargos.

Según Galván, en su país el periodo del cargo de magistrado electoral es de 9 años, pero  él propone que se alargue a 15 años. Aunque plantea que al terminar ese periodo ya no puedan ostentar cargos públicos, por eso lo importante de elegir a personas con años de experiencia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación