Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Profesores presionan para lograr otro decreto de retiro

El decreto favorecería a docentes que tienen edad y tiempo para salir de las aulas públicas

En distintas oportunidades algunas gremiales se han unido a Bases Magisteriales para demandar el beneficio. Foto EDH / Archivo

En distintas oportunidades algunas gremiales se han unido a Bases Magisteriales para demandar el beneficio. Foto EDH / Archivo

En distintas oportunidades algunas gremiales se han unido a Bases Magisteriales para demandar el beneficio. Foto EDH / Archivo

Los profesores de la gremial Bases Magisteriales afirmaron ayer que, si bien ya se logró que el Legislativo aprobara un decreto de retiro digno para los profesores con enfermedades terminales, continuarán luchando para lograr que se apruebe el decreto de retiro voluntario para los docentes que ya cumplieron la edad y el tiempo de servicio.

Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de la organización, expresó su confianza de que el beneficio sea aprobado muy pronto, considerando que hay un acuerdo previo entre las gremiales de profesores y el Ministerio de Educación (Mined) y que, además, la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto de la Asamblea Legislativa solamente necesita consultar al ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, para darle trámite.

"Lo único que falta es que el ministro llegue y exprese su opinión favorable al decreto para que eso baje a plenaria", explicó Gutiérrez, quien dijo estar en conocimiento de que el funcionario tiene una cita este lunes en la comisión legislativa.

Zetino Gutiérrez espera que en esa reunión los diputados consulten a Cáceres sobre el tema.

El decreto permitiría que un estimado de entre 4,200 y 4,500 educadores se marchen con una compensación económica equivalente a doce salarios, calculados a partir del último salario que hayan devengado.

Los fondos no serían entregados de una sola vez, sino que en dos desembolsos: uno de 50 % sería el primer trimestre de 2016, y el otro 50 % en el segundo trimestre de ese mismo año.

"Nosotros estamos confiados de que, así como aprobaron el decreto de personas con enfermedades terminales, van a aprobar el segundo decreto, que es para las personas que cumplen las edades y los tiempos de servicio, porque esos dos proyectos se llevaron de forma paralela", aseguró.

De acuerdo a lo externado por el sindicalista, la demanda de los profesores para que se emita el decreto que haga posible el retiro con una compensación monetaria viene desde 2011, a través del llamado Comité Pro Retiro Digno.

Los educadores de Bases Magisteriales y el Comité Pro Retiro Digno, quienes en febrero pasado realizaron una protesta frente a las instalaciones del Mined para demandar un acuerdo sobre el tema, argumentan que la salida de este contingente de profesores abrirá la posibilidad de que ingrese personal joven al sistema educativo público.

Esto, según palabras del dirigente gremial, también generaría un ahorro para la cartera de Educación considerando que el salario de un profesor que recién ingresa está por debajo del de uno, que ya está por salir.

Explicó que los docentes de edad que dejarían el sistema pueden ser sustituidos por aquellos educadores que en los últimos tiempos han sido declarados subutilizados en algunos centros educativos, debido al descenso de matrícula escolar.

El secretario general de Bases estimó que el decreto contará con el apoyo de todas las fracciones de partidos políticos, porque cuando en 2014 introdujeron una iniciativa de ley pidiendo ese decreto, recibieron el respaldo de ARENA, PCN y GANA, y esta vez esperan contar también con el FMLN.

Otro que externó confianza en la aprobación del decreto es Francisco Zelada, de Simeduco, sobre todo, porque con anterioridad el ministerio les ha informado que es factible contar con los fondos para entregar la compensación a los docentes que tienen la edad y el tiempo para retirarse.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación