Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Profesores de Edúcame sin recibir pago de salario

A los de las sedes de Cuscatlán les deben desde octubre, según denunciaron afectados. Los docentes dicen tener problemas para cubrir compromisos incluso con los bancos 

La docencia es una carrera poco atractiva debido a las condiciones de remuneración.

La docencia es una carrera poco atractiva debido a las condiciones de remuneración. | Foto por EDH

La docencia es una carrera poco atractiva debido a las condiciones de remuneración.

 Los profesores que laboran como tutores en el programa de modalidades flexibles de enseñanza conocido como Edúcame denunciaron que algunas implementadoras, como las que operan centros en la zona de Cuscatlán, no les han cancelado su salario de octubre y lo correspondiente a un día de noviembre.

Edúcame es una iniciativa que nació durante la gestión de la ex ministra Darlyn Meza, y a través de la cual se buscó dar una alternativa de estudio a jóvenes y adultos jóvenes (de entre 15 a 35 años) que  no lograron completar el noveno grado y el bachillerato.

Bajo este programa el Ministerio de Educación (Mined) tiene convenios con universidades y organizaciones no gubernamentales (implementadoras) que, tras recibir fondos de esa cartera de Estado, manejan sedes donde se brinda educación acelerada, educación semipresencial y educación a distancia.

Manuel Molina, del Movimiento Magisterial Revolucionario y quien labora como tutor en uno de las sedes Edúcame de Cuscatlán, expresó que esta es la segunda ocasión en este año que ocurre un retraso en el pago de salario, pues el servicio que dieron en los primeros meses del año también se  los cancelaron de forma tardía, es decir después de Semana Santa.

“Yo estuve hablando con el director financiero del Ministerio de Educación y él me ha dicho que al principio del año el problema fue que Educación había modificado el convenio con las implementadoras y que por eso había habido retraso. Él no entiende porqué (hoy) las implementadoras no han pagado”, agregó Molina.

Según expresó el docente, algunos de sus colegas que trabajan en otras zonas le han comentado que ya les pagaron  octubre, pero les adeudan noviembre. 

“En el caso de nosotros estamos desde octubre sin cobrar. Ya vamos finalizando diciembre, casi tres meses y no tenemos explicación del porqué no se nos ha cancelado”, señaló el profesor .

Según lo externado por el docente, la situación es preocupante y desesperante, sobre todo para compañeros suyos para quienes esos fondos constituyen el único ingreso que les permite salir con gastos familiares y deudas de bancos u otras instituciones que otorgan créditos.

Molina detalló que Edúcame cuenta con tutores que están por ley de salario y son pagados por el Ministerio de Educación (Mined) y también con tutores que están por contrato con las instituciones de educación superior y onges que desarrollan el programa.

Los docentes que están por ley de salario en esa modalidad ganan $190 y tienen prestaciones de ley; mientras, a los que trabajan por contrato, como en su caso,  les pagan $7.10 la hora sin tener otros beneficios. 

El educador afirma que al final el monto que les pagan por la hora clase se traduce en $6.29 al restarle el pago del impuesto de la renta.

Estos retrasos en el pago de salarios - insiste Molina -  afectan el presupuesto familiar “porque yo no creo que ningún profesor o tutor labora por hobby (pasatiempo) en Edúcame, sino que labora porque tiene necesidad”.

Los constantes retrasos en el pago ha llevado a los profesores contratados a plantearse la necesidad de unirse y pedir a las autoridades de Educación que los tutores que están por contrato pasen también bajo ley de salario.

“Los que están por ley de salario ya tienen establecida la fecha de pago, pero con la gente de Edúcame, de las implementadoras, no se sabe”, agregó.

Según las palabras de Molina los tutores contratados por las implementadoras reciben capacitaciones  y están bajo estricto control sobre el cumplimiento de sus labores, pero ni ellos ni los estudiantes  tienen ningún tipo de incentivo.

De allí que no está de acuerdo en que el Mined sólo les traslade la culpa del bajo rendimiento en la Paes, como el viceministro lo hizo este año.

Francisco, otro profesor de Edúcame que brinda clases para el nivel de bachillerato, señaló que en su caso como sólo trabaja para ese programa y no le han depositado su salario ha tenido que buscar trabajos extras haciendo oficios varios para poder llevar ingresos a casa.

“He estado haciendo cualquier trabajo que me salga de inmediato. También trabajo cursos (de refuerzo) que requiera algún estudiante”, señaló el educador residente en la zona rural de Cuscatlán y padre de familia.

Para algunos dirigentes sindicales del gremio docente, como el caso de Francisco Zelada del Simeduco, la situación es grave porque los maestros que trabajan para ese programa ya tienen problemas financieros y en lugar de salir adelante se están hundiendo en más deudas.

“Hay maestros que han tenido que hacer préstamos para tener lo necesario y asistir a impartir las clases en Edúcame con la esperanza de que les van a cancelar (su salario) y van a tener que pagar intereses”, dijo Zelada, quien advierte que en la actualidad el 80 % de maestros está endeudado.

Se consultó al ministro de Educación, Carlos Canjura, al respecto. Inicialmente dijo que lo de Edúcame era un tema resuelto, pero luego no descartó que pueda haber un retraso en el pago de salarios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación