Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presidente hondureño y Sánchez Cerén dan un chance al diálogo

Encuentro en momentos de tensión por la isla Conejo

Salvador Sánchez Cerén y el presidente de Honduras durante la reunión en casa presidencial del vecino país. Foto EDH / efe

Salvador Sánchez Cerén y el presidente de Honduras durante la reunión en casa presidencial del vecino país. Foto EDH / efe

Salvador Sánchez Cerén y el presidente de Honduras durante la reunión en casa presidencial del vecino país. Foto EDH / efe

El presidente electo de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, tras reunirse en privado suscribieron ayer en Tegucigalpa una declaración en la que reafirman su compromiso de promover el "diálogo constructivo" para resolver los problemas que se han tenido en la zona del Golfo de Fonseca, como la disputa por la propiedad de la isla Conejo.

El compromiso que asumen ambos es importante, pues se da en momentos de tensión entre El Salvador y Honduras por la reciente inauguración de un helipuerto en la isla Conejo por parte del mandatario hondureño y por el ataque el jueves a varios pescadores salvadoreños en la zona del Golfo, en el cual resultó un compatriota herido de bala.

"Honduras y El Salvador son países hermanos con profundas raíces comunes y al mismo tiempo con desafíos y potencialidades que pueden ser abordados de mejor manera si estamos juntos y profundizamos nuestra hermandad", se establece en la declaración conjunta que fue leída por el secretario de la presidencia de Honduras, Reinaldo Sánchez, tras concluir la reunión en la casa presidencial del vecino país.

El tema específico de la isla Conejo, que ambos reclaman como propia, no formó parte de la discusión entre el mandatario hondureño y el también vicepresidente de El Salvador, según el informe de las agencias internacionales. Sin embargo, ambos dejaron sentada su postura de impulsar "la hermandad" entre ambos países y el resto de naciones de la región.

En la declaración además llaman al gobierno de Nicaragua a que se adhiera a esta iniciativa, pues también comparte aguas territoriales en la zona del Golfo de Fonseca, con Honduras y El Salvador.

"Coincidimos en trabajar por una alianza estratégica por el desarrollo de comercio y de inversión, por lo que aprovechamos para invitar a Nicaragua para que trabajemos juntos en dicha alianza... privilegiamos los mecanismos de diálogos para enfrentar las situaciones que puedan presentarse y apostamos por establecer un diálogo constructivo, fluido y sostenido que nos permita estrechar aún más los lazos que felizmente nos unen", dice el acuerdo.

De hecho, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante una conferencia de prensa que brindó junto a Sánchez Cerén en su reciente encuentro en Managua, instó a los tres países a apegarse a la Declaración de Managua "Golfo de Fonseca una Zona de Paz, Desarrollo Sostenible y Seguridad", firmada en la ciudad de Managua, el 4 de octubre de 2007.

"Reafirmamos nuestro compromiso por la integración centroamericana y trabajaremos juntos para fortalecer los procesos que nos lleven a una Centroamérica unida, en paz, en democracia y en desarrollo", se establece en la declaración suscrita ayer por el presidente de Honduras y Sánchez Cerén.

De acuerdo con agencias internacionales, tras la suscripción de la declaración no hubo rueda de prensa ni declaraciones a los periodistas.

Sánchez Cerén invitó a Juan Orlando Hernández a la toma de posesión el 1 de junio.

El político del FMLN fue acompañado en este encuentro con el mandatario hondureño por el secretario general del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y futuro canciller de El Salvador, Hugo Martínez, y por José Luis Merino, dirigente del FMLN y diputado al Parlacen.

Con esta reunión, Sánchez Cerén concluye su gira por los países de la región y República Dominicana, en su calidad de presidente electo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación