Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"El presidente Funes debería desligarse de la política partidaria"

Usted habla de estadistas. ¿Cuál debería ser el papel del Presidente de la República en este momento?

Lo digo muy francamente y con todo el respeto del mundo: el señor Presidente de la República debería tener una posición de estadista en este momento y no una posición de ataque agresivo o involucramiento en una campaña política; que deje contender a cada uno de ellos, que termine su presidencia con hidalguía. Y se lo digo con todo el respeto del mundo, como un ciudadano cualquiera con la esperanza de que también él nos respete. Porque no se vale que alguien opine diferente del señor Presidente y el sábado esa persona sea atacada sistemáticamente desde una tribuna que no es una tribuna propia, sino que es una tribuna del Estado y no se vale.

¿Cómo interpretará estas actitudes la gente que mira desde la calle?

Como ciudadano, porque es un derecho inherente a todos los ciudadanos y como médico, realmente debo enfatizar que depende un poco de él mismo lo que le quiera dejar como legado, como recuerdo, a las futuras generaciones. Si él quiere ser un estadista deberá aprender a desligarse de la política partidaria y aprender a respetar a quienes no piensan como él o a quienes en un momento determinado con todo el respeto del mundo puedan disentir de él o criticar una actitud. Si, por el contrario, él no quiere ser un estadista, si él quiere dedicarse en la palestra política al insulto o a la agresividad, si el presidente continúa con esta actitud habrá que pensar que él quiere participar y ese el recuerdo que quiere dejar en la población: participar frontalmente en la campaña política como parece lo está haciendo, porque él no puede controlarse y si no puede controlarse habrá que trabajar, él deberá --si el quiere-- es cosa de él en resolver esos conflictos que pueda tener.

Creo que el presidente debe bajar el ánimo, aprender a tolerar la discrepancia y aprender a recordar que el que insulta la figura de la presidencia es aquel que no mantiene la compostura y posición hidalga de quién es el presidente.

¿Cómo define a un estadista?

Un estadista es un hombre sabio o una mujer sabia. No se liga al poder plenamente, sino que se mantiene a la distancia del mismo, y permite que sea otro nivel, el nivel de los políticos, el que tenga una confrontación y sirve como una figura de unidad nacional. Cuando alguien pierde el concepto de ser estadista, cuando en la Presidencia de la República, de cualquier país, se pierde ese concepto, entonces el estadista se involucra en la política y al involucrarse plenamente en la política, puede volverse vulnerable. De estos elementos puede deprimirse cuando termine su período de poder.

Debería de recordar que es el Presidente de El Salvador, es el presidente de los salvadoreños, de los que votaron por el FMLN y de los que no votaron por el FMLN.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación