Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Premian a Góchez con cargo y regresa Chévez a gabinete

Extitular de Fonavipo es nuevo Viceministro de Obras Públicas

Tomás Chévez y José Roberto Góchez fueron juramentados por Funes como presidente de Fonavipo y viceministro de Obras Públicas, respectivamente. foto edh / foto Capres

Tomás Chévez y José Roberto Góchez fueron juramentados por Funes como presidente de Fonavipo y viceministro de Obras Públicas, respectivamente. foto edh / foto Capres

Tomás Chévez y José Roberto Góchez fueron juramentados por Funes como presidente de Fonavipo y viceministro de Obras Públicas, respectivamente. foto edh / foto Capres

El presidente de la República, Mauricio Funes juramentó ayer por la tarde a dos funcionarios de su gabinete.

El primero, José Roberto Góchez, fue nombrado Viceministro de Obras Públicas como premio tras su desempeño como presidente del Fondo Nacional de Vivienda Popular (Fonavipo), pese a que bajo su administración incumplió el pago de una cuota de $10.4 millones de un préstamo ante el Banco Centroamericana de Integración Económica (BCIE), situación que no ocurría con ninguna institución del Estado salvadoreño en las últimas dos décadas.

Mientras que a Tomás Chévez, extitular del Fondo Social para la Vivienda (FSV) y miembro del CD, que fue destituido a finales de 2011 por Funes, fue nombrado como el nuevo presidente ad honorem de Fonavipo.

El cargo de viceministro de Obras Públicas no es desconocido para Góchez. Ocupó dicho cargo cuando el presidente asumió el poder, en junio de 2009, y llevó paralelamente la presidencia de Fonavipo.

Lo cierto es que Góchez ha sido criticado recientemente, principalmente por el partido ARENA, por las deudas con las que ha mantenido a Fonavipo, al no saldar a tiempo el pago de una cuota de un préstamo.

Tal falta de dinero llevó al Ejecutivo a solicitar a la Asamblea Legislativa aprobar una ley que obliga a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a comprarle bonos a una institución que prácticamente está en quiebra, recalcó ARENA en su momento.

En el caso de Chévez, en octubre de 2011 Funes le pidió la renuncia por haber transgredido el decreto ejecutivo que determinaba que ningún funcionario del gobierno podía hacer proselitismo.

En ese momento, Chévez era el secretario general del CD y lamentó que Funes no le dio oportunidad de explicarle la situación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación