Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Portillo Cuadra: sentencia de 2000 regula suplencias

Fallo y reglamento dicen que la bancada elige al diputado suplente

Portillo Cuadra (izq.) dice que Sigfrido Reyes puede caer en desobediencia al incumplir el referido fallo. foto edh / cortesía

Portillo Cuadra (izq.) dice que Sigfrido Reyes puede caer en desobediencia al incumplir el referido fallo. foto edh / cortesía

Portillo Cuadra (izq.) dice que Sigfrido Reyes puede caer en desobediencia al incumplir el referido fallo. foto edh / cortesía

Una sentencia emitida por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (la 34-A-96) de 2000 sostiene que es el partido político por el que fue electo el que debe llamar a un diputado suplente para sustituir a un propietario, según el abogado y candidato a diputado por ARENA René Portillo Cuadra.

"Cuando exista imposibilidad del diputado propietario de concurrir a la asamblea, es menester la sustitución de éste por un diputado suplente del partido que los haya postulado a ambos, independientemente de la circunscripción territorial por la cual resultaron electos", reza uno de los apartados de la sentencia.

Esto significa, en palabras de Portillo Cuadra, que cualquier suplente del partido puede suplir a cualquier propietario, aunque no necesariamente debe ser del departamento de donde resultó electo el diputado propietario.

Por ejemplo, aseguró que el legislador Sigifredo Ochoa Pérez, quien renunció a las filas areneras y que ha pedido permiso por motivos de salud, no puede decidir a qué suplente llamar para sustituirlo.

Es más, consideró que este fallo es reforzado por una enmienda hecha en 2005 al Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa, en la que se establece en el Artículo 21 que "los diputados y diputadas suplentes serán elegidos de la misma manera que los diputados propietarios, mediante llamamiento de la Asamblea Legislativa podrán integrarse para formar la propuesta escrita del coordinador del grupo parlamentario al que pertenezcan".

A juicio del abogado, si el FMLN u otros partidos no cumplen con esta sentencia de 2000 ni con el Artículo 21 de su reglamento, están enviando un mal mensaje incluso a la comunidad internacional.

"El precedente que se sienta es típico de un gobierno dictatorial. Son exactamente las mismas prácticas que utilizan en Venezuela contra la oposición. El precedente es nefasto, porque se está enviando un mensaje, y ese mensaje es: si tengo los votos, paso sobre ti, sobre la Constitución y sobre las sentencias de la Corte Suprema de Justicia, es decir, es grave el mensaje", explicó Portillo Cuadra.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación