Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Portillo Cuadra: "Alba debe rendir cuentas"

El aspirante a diputado de ARENA dijo que la Corte de Cuentas debe indagar movimientos financieros de la empresa, debido a que usa fondos públicos.

René Portillo Cuadra, candidato a diputado por ARENA, sostuvo ayer que la Corte de Cuentas debe auditar la venta de la planta de Acajutla de Alba Petróleos a PDV Caribe. Foto EDH

René Portillo Cuadra, candidato a diputado por ARENA, sostuvo ayer que la Corte de Cuentas debe auditar la venta de la planta de Acajutla de Alba Petróleos a...

René Portillo Cuadra, candidato a diputado por ARENA, sostuvo ayer que la Corte de Cuentas debe auditar la venta de la planta de Acajutla de Alba Petróleos a PDV Caribe. Foto EDH

El abogado y candidato a diputado por ARENA, René Portillo Cuadra, aseguró ayer que los accionistas de la empresa Alba Petróleos deben rendir cuentas de sus finanzas, ya que se trata de fondos municipales.

"Hay más preguntas que respuestas y aquí es donde los accionistas de esta sociedad tienen que rendirle cuentas al país, porque al final, reitero, parte de estos fondos son provenientes de las municipalidades", señaló ayer, en la entrevista Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña.

Según el aspirante, la Corte de Cuentas de la República tiene "jurisdicción" para auditar transacciones como la venta que hizo Alba Petróleos de su planta en Acajutla a la venezolana PDV Caribe, por $104 millones.

"Si se vendió un activo de cuyo patrimonio también era compartido con las alcaldías, debió haberlo auditado la Corte de Cuentas, porque son fondos municipales. ¿Los auditó la Corte de Cuentas de la República? ¿Sabe de esto la Corte de Cuentas?", cuestionó Portillo Cuadra.

Otra de las preguntas que el abogado se formula es por qué se están vendiendo "activos" a otros países como Panamá y Nicaragua, "porque entonces en lugar de tener un patrimonio que se explota público o municipal, ahora se convierte totalmente en una empresa que se ha vendido a otro país", aseveró.

Así mismo señala que se debe indagar cuál ha sido el propósito de la venta, ya que la empresa no se ha pronunciado a qué responde dicha transacción.

Por otra parte, sostuvo que se debe analizar si la empresa pagó los impuestos correspondientes por la venta de la planta en Acajutla.

"¿Se pagaron impuestos de esta venta? ¿El Ministerio de Hacienda ya hizo una auditoría y una deducción de los impuestos que habría que pagarse por la percepción de 108 millones de dólares?"

Portillo Cuadra dijo que "la administración pública va a tener que clarificarle al pueblo salvadoreño" estas dudas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación