Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Políticos ofrecen apoyo a Gobierno para ejecutar Plan Triángulo Norte

Califican como positiva la visita del presidente Sánchez Céren a Washington

Estados Unidos y el BID apoyarán la Alianza para la Prosperidad de los países del Triángulo Norte. Exhortaron al entendimiento.

Estados Unidos y el BID apoyarán la Alianza para la Prosperidad de los países del Triángulo Norte. Exhortaron al entendimiento.

Estados Unidos y el BID apoyarán la Alianza para la Prosperidad de los países del Triángulo Norte. Exhortaron al entendimiento.

Los principales partidos políticos del país tienen claro que los acuerdos que forman parte de la Alianza de la Prosperidad entre los países del Triángulo Norte de Centro América y Estados Unidos tienen sentido si se construyen políticas claras para impulsar la economía, mejorar las instituciones del Estado y garantizar la seguridad social y ciudadana.

Por ello ARENA, PDC y PCN ven con optimismo y esperanza la visita que realizó a Washington D.C. el presidente Salvador Sánchez Cerén, junto con líderes políticos y empresarios para retomar el diálogo y la negociación de las soluciones de los principales problemas del país con una agenda de desarrollo.

Según la diputada tricolor, Margarita Escobar, el acompañamiento del jefe de fracción del principal partido de oposición del país, Donato Vaquerano, es una muestra de voluntad para construir puentes hacia el entendimiento en un escenario sin confrontación y donde se dé el salto de las intenciones a las acciones concretas.

"Hemos acompañado al presidente (Sánchez Cerén) en su visita porque apoyamos toda iniciativa que tenga como propósito retomar la ruta del desarrollo. Esto va más allá de un apoyo político, es nuestro compromiso real, porque somos coherentes y consistentes en que es prioritario el diálogo para que los compromisos regionales se conviertan en acciones concretas ", analizó la legisladora.

En este sentido el director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Roberto Rubio, quien también estuvo presente en Washington, dijo que la transparencia y el combate ala corrupción son clave para lograr gobernabilidad y un diálogo franco y directo.

"Urge un compromiso de fomentar la democracia y el sano equilibrio de poderes con transparencia, diálogo y la contribución de todos los actores sociales", apreció Rubio.

Por su parte Rodolfo Parker, secretario general del PDC, señaló que todo gesto que haga un llamado a construir un proyecto de país es bienvenido. No obstante enfatizó en que se debe anteponer el interés común sobre los intereses partidarios cuando se plantee el diálogo a nivel político.

"El país debe retomar su rumbo, con una visión compartida. El diálogo debe de ir emparejado con la coherencia. Hasta el momento se ha dado un intento de diálogo que ha sido contradictorio con el espíritu y las aspiraciones del país. Eso debe de cambiar con la Alianza que apoyará Estados Unidos", planteó Parker.

Luego, temas como la integración regional y los abordajes de la problemática migratoria deben de solucionarse de forma escalonada entre todas las instituciones locales e internacionales, aunque Escobar advierte que el país "no tiene opciones viables" si enfrenta de forma aislada sus problemas críticos.

"Nosotros vamos más allá de propuestas, ya estamos haciendo, proponiendo. Ahora el Gobierno tiene la responsabilidad de cumplir los acuerdos y de hacer del compromiso regional algo concreto para los salvadoreños porque este es el mejor momento de ponernos de acuerdo con el FMLN, he ahí el llamado", insistió Escobar.

Por su parte el secretario general del PCN, Manuel Rodríguez, aseveró que ahora, en contraste con la gestión del ex presidente Mauricio Funes, el partido de gobierno sí apoya el diálogo, lo cual debe de profundizarse con el apoyo que están dando los empresarios, países amigos y organismos internacionales.

"Creemos que hay avances en materia de concertación. Vemos con confianza todo este proceso siempre y cuando las prioridades del plan se traduzcan en políticas que reflejen los cambios que la población necesita", valoró Rodríguez.

La Alianza contempla dinamizar el sector productivo para crear oportunidades económicas, mejorar el capital humano, fortalecer y elevar la seguridad ciudadana (con un sistema judicial más eficiente) y fortalecer las instituciones para aumentar la confianza de la población en las instituciones del país.

En este punto ARENA insiste que es fundamental el trabajo conjunto en materia de legislación, aspecto en el que para Escobar su partido tiene toda la disposición de estudiar y aprobar leyes que favorezcan la eje. Sin embargo la diputada detalló que el FMLN y otras fuerzas deben de hacer una reflexión acorde a las necesidades prioritarias del país como el tema fiscal, la ejecución presupuestaria, el crecimiento económico y la cobertura de servicios, entre otros.

"Paralelo a los planes de la Alianza debemos de comenzar a sanear las finanzas públicas para no seguir con una situación que continúa el camino hacia la insostenibilidad. Esto también requiere diálogo, análisis, acuerdos, pero más que eso, la voluntad inicial del FMLN de bajar el déficit (fiscal) y el endeudamiento. Son tareas que se deben de ejecutar pronto", sintetizó Escobar.

Acá Parker da la razón a los empresarios cuando exigen al gobierno reglas claras para invertir, eliminar trámites engorrosos y garantizar la seguridad, tres aspectos vitales para que el país gane en competitividad a nivel regional.

"Es natural que los empresarios tengan intenciones que el país prospere. No hay mejor amigo que el que quiere invertir en el país, lamentablemente en el sector político aun se sigue los estira y encoge que no favorecen a generar certeza jurídica", razonó el dirigente del PDC.

Vale la pena acentuar que los empresarios que acompañaron la delegación salvadoreña coincidieron con la urgente necesidad del diálogo que plantea ARENA y el resto de fuerzas políticas y externaron el compromiso de colaborar de la mano con el Gobierno en superar obstáculos que impiden la inversión local y extranjera y que mantienen con baja productividad la economía salvadoreña.

La propuesta del Triángulo Norte, elaborada entre Guatemala, Honduras y El Salvado refleja para los políticos como para el sector privado que la región tiene capacidad de diseñar un plan estratégico que incida en los problemas comunes con los cual se podrá articular "un esfuerzo compartido que reciba apoyo total de Estados Unidos", indicó Rodríguez.

"Un plan trinacional dará resultados si cada país con su legislación se compromete a impulsar medidas categóricas de corto y de largo plazo para reactivar la economía y dar más oportunidades a la ciudadanía. Si se logran simplificar todos los procesos aduanales, estimular la integración comercial y compartir experiencias en diversos sectores se pueden tener resultados", finalizó el político pecenista, en sintonía con las posiciones de sus homólogos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación