Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Polémica por compra directa de tinta indeleble para 2014

Magistrados del TSE no hicieron licitación, pues se fueron a México a comprarla directamente

En los comicios de 2012 para alcaldes y diputados, la empresa mexicana Fivamex también proveyó la tinta. Foto EDH / archivo

En los comicios de 2012 para alcaldes y diputados, la empresa mexicana Fivamex también proveyó la tinta. Foto EDH / archivo

En los comicios de 2012 para alcaldes y diputados, la empresa mexicana Fivamex también proveyó la tinta. Foto EDH / archivo

La decisión de los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de comprar por la vía directa un lote de tinta indeleble a una empresa mexicana, ha causado disgusto en los miembros de la Junta de Vigilancia Electoral (JVE), que han cuestionado el que no han sido tomados en cuenta para verificar la calidad de la tinta, pero también porque se debió de hacer por licitación pública y no directamente como lo hizo el ente electoral.

Para los miembros de la JVE, Edwin Núñez y Ciro Alexis Zepeda, quienes representan a los partidos PDC y PCN, respectivamente, los magistrados se saltaron la Ley de Adquisiciones y Contrataciones (LACAP) para adquirir el lote del pigmento que se usará en las presidenciales de 2014.

"Nosotros tendríamos que haber estado supervisando cuál va a ser el proceso de compra, pero yo veo lamentable en el sentido que el Tribunal Supremo muchas acciones que está haciendo de licitaciones todo lo está tomando en forma de compras directas y violentando los procesos legales de hacer las consultas previas a la Junta de Vigilancia Electoral", cuestionó Ciro Alexis Zepeda, del PCN.

A criterio de Núñez, estas decisiones de los magistrados no abonan en nada a la transparencia electoral que están demandando los partidos políticos y la sociedad civil.

"Pedíamos que se verificara todo el proceso de adquisición de la tinta para el proceso electoral para no llegar a la situación de hacerlo por una compra directa porque son procesos en el Tribunal que no se miran bien y estar haciendo compra directa tras compra directa, teniendo el tiempo suficiente para hacer los procesos como se debe", planteó Edwin Núñez.

El organismo electoral acordó comprar 22 mil 170 frascos de tinta indeleble a la empresa mexicana Fivamex, S.A. de C.V., para lo cual comisionó a la magistrada suplente, Ana Guadalupe Medina, quien viajó a México para constatar la calidad del pigmento.

De ese viaje no fueron informados los miembros de la JVE, quienes aseguran que debió de haber viajado uno de ellos, pues son los llamados a verificar que todo el proceso electoral se realice bien.

Pero como no han sido tomados en cuenta, los integrantes de la JVE ya enviaron varias notas a los magistrados haciéndoles saber que están facultados por el Código Electoral para supervisar todos los procesos de cara a las elecciones de 2014.

"La Junta tiene notas enviadas con antelación (al TSE), desde hace varios meses donde se solicita al Tribunal nos diga como va el proceso de la tinta, el Tribunal hace caso omiso y nos damos cuenta por los medios (de prensa) del proceso", se quejó Núñez.

No obstante, el también magistrado suplente, Douglas Alas, justificó la compra por la vía de la contratación directa.

"Son cuatro empresas en el mundo las que te producen una tinta indeleble de calidad como la que nosotros requerimos, y la más cercana está en México y para transportarlo inclusive; entonces, el costo es mucho más bajo y es con la empresa que se ha trabajado, entiendo, en las últimas dos elecciones", argumentó Alas.

No obstante, tanto para Edwin Núñez como para Alexis Zepeda, ese argumento no tiene validez, pues se ha dejado de determinar si hay otras empresas tanto en el extranjero como a nivel nacional que pudieran ofrecer un mejor producto.

"Nosotros vemos complicado cuando no se le da oportunidad a otras empresas; nosotros creemos que hay muchas empresas químicas aquí en El Salvador que no podemos dejar ignoradas a empresas nacionales con aquel argumento de que son las únicas empresas que hay en el mundo, lo ideal es hacer los procesos legales", estimó Zepeda.

Lo que sí no supo decir el magistrado Alas, es el costo por el lote de la tinta, pues dijo no tener el dato a la mano.

En las elecciones de 2012 para elegir a alcaldes y diputados el costo del contrato con Fivamex fue por $129 mil 470 para unos 12 mil frascos de tinta que se adquirieron.

Para las presidenciales de 2014, la cantidad de frascos de tinta indeleble casi se duplica, por lo que el costo por dicho producto también será mayor que en los comicios pasados.

Para el magistrado Alas esto tiene una explicación lógica.

"Por supuesto, se presume dos elecciones, preparándonos para una segunda vuelta porque tenemos que estar preparados para eso, porque si se hace faltando tres semanas (antes de la fecha de las elecciones) la compra, no salimos a tiempo", argumentó.

El Tribunal Supremo Electoral ha programado para el 2 de febrero de 2014 las votaciones, y el 9 de marzo próximo, si se hace necesaria una segunda ronda electoral.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación