Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plan de implementación del Sitramss a medias

Estudio solicitado por el Gobierno enumera riesgos en la fase de implementación del Sitramss

Los seis autobuses del Sitramss llegaron el miércoles al puerto de La Unión y hoy fueron trasladados a la capital. El lunes iniciarían la prueba piloto. Foto EDH / insy Mendoza

Los seis autobuses del Sitramss llegaron el miércoles al puerto de La Unión y hoy fueron trasladados a la capital. El lunes iniciarían la prueba piloto. Foto EDH...

Los seis autobuses del Sitramss llegaron el miércoles al puerto de La Unión y hoy fueron trasladados a la capital. El lunes iniciarían la prueba piloto. Foto EDH / insy Mendoza

El Gobierno realizó ayer una caravana para exhibir los buses que llegaron al país para el Sitramss, sin embargo, las recomendaciones que hizo el Consorcio EM&A para evitar riesgos en la implementación del sistema no ha sido cumplidas en su totalidad por las autoridades.

En diciembre, las autoridades prometieron traer la primera flota de 12 unidades al país, pero ayer solo seis vehículos estaban en suelo salvadoreño; son cuatro buses articulados y dos padrón.

En el "Estudio para la estructuración e ingeniería básica para el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss)", por el cual el Gobierno pago más de un millón 200 mil dólares, el Consorcio evaluó los riesgos que tendría el nuevo sistema de transporte.

El anexo 24 del documento enumera todo tipo de riesgos, desde institucionales, administrativos, legales, de derechos de vía para la construcción del Sitramss, hasta retrasos por problemas ambientales, incumplimiento de contratos, mala ejecución de las obras u otros conflictos y operación de la flota de buses, que podrían retrasar significativamente el proyecto, incluso paralizarlo. Además incluyó recomendaciones puntuales para evitarlo.

Por ejemplo, el consorcio EM&A recomienda la elaboración de un plan rector de transporte urbano con base en una política de transporte público y que sea transformada en ley.

El pasado diciembre, las gremiales de transportistas de AEAS, ATP y Acopatt, Ruta 29, denunciaron que el Sitramss carece de un marco legal.

Para legalizarlo, aseguraron que el gobierno debe reformar el artículo 27, numeral C, de la Ley de Transporte Terrestre.

El estudio elaborado por EM&A advierte la necesidad de una política de transporte que sea ley para que se garantice la implementación del proyecto.

Al respecto, el titular del Viceministerio de Transporte (VMT), Nelson García, dijo ayer que "a la modernización del transporte no la detienen".

"Existe legislación, existe la Ley, no necesitamos marco legal verdad porque ya hay; si no la conocen, deben de leer la Ley de Transporte y el reglamento", respondió el funcionario.

La empresa contratada por el gobierno para realizar el estudio del Sitramss sugiere que elaboren proyectos de ley o decretos específicos para el Sitramss, en complemento a la Ley de Transporte Terrestre.

Otro riesgo que identifica el estudio es la legislación inexistente o inadecuada que garantice la sostenibilidad del sistema a través de una política tarifaría adecuada para la entrega de subsidios. Al respecto, las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y del VMT se han limitado a decir que el estudio tarifario está listo, pero que será el presidente Mauricio Funes quien lo de a conocer.

Sin embargo, evaden dar una fecha y un monto aproximado de la tarifa. Lo que han reiterado es que la tarifa se mantendrá dentro del "rango ordinario".

El estudio del consorcio advierte y cita como ejemplo: "La actual tarifa de 25 centavos de dólar no podrá cubrir en ningún caso los costos del Sitramss por lo que quedan dos posibilidades, bien el subsidio parcial de la tarifa bien el aumento de la misma, bien ambas acciones".

Los retrasos en las obras es otro tema que identifican que podría poner en riesgo la implementación del sistema. El consorcio sugirió a las autoridades conseguir todas las "licencias de construcción antes de iniciar las obras".

La terminal del Sitramss en Soyapango es la obra que presenta mayor retrasos. Según el plan de ejecución, esta debió iniciar el 19 de febrero, pero lo hizo hasta el 24 de junio.

Las autoridades no definen si el atraso es por la falta del permiso de construcción o la ejecución de obras adicionales que no estaban contempladas en el diseño inicial. Según boletín informativo difundido el pasado lunes por el VMT, la terminal lleva 42 % de avance, y estará finalizada a mediados del próximo mes.

Otro punto que expone el documento es que para operar la flota es necesario la creación de la Dirección Especializada de Transporte Integrado (DETI), pero las autoridades no han informado si este ya existe.

El conflicto entre los operadores actuales y la implementación del nuevo sistema es otro riesgo que enumera el estudio.

Pese a que el consorcio lo considera un riesgo grave y que por ello deben haber incentivos hacia el sector, las autoridades del VMT se limitaron a decir que los transportistas "deben montarse al carro de la modernización y por lo tanto la misma concesión le requiere que ellos se pongan a la altura de lo que la Ley les exige".

Mientras el estudio sugiere una comisión negociadora entre el gobierno y los transportistas, García dijo ayer que la Mesa Nacional de Transporte cumple con esa función.

Pero los buseros de la zona afectada por el Sitramss, han dicho que la Mesa no representa al sector, y por ello no la "reconocen como tal". Aseguran que tampoco han participado en reuniones informativas en el VMT para que conozcan el sistema, tal y como lo recomienda el documento.

Otro riesgo que considera muy grave el Consorcio es la competencia "depredadora" de los actuales operadores de transporte. Como ejemplo, el estudio dice que las rutas interurbanas suben pasajeros cuando entran a San Salvador, lo que no debería ocurrir cuando entre a funcionar el Sitramss.

Al respecto, García se limitó a decir que "los interdepartamentales no entrarán al sistema, ya que no son urbanos". Aseguró que tampoco habrá competencia desleal cuando funcione el nuevo sistema desde Soyapango hasta la alameda Juan Pablo II, a la altura del hospital Médico Quirúrgico, ya que los transportistas son "prácticamente los dueños del Sitramss y por lo tanto no pueden competirse entre ellos mismos".

Mientras el estudio en su anexo 24 sugiere que se prohíbe la circulación de autobuses convencionales y automóviles privados en los carriles exclusivos, actualmente lo hacen.

García enfatizó que cuando funcione el Sitramss ya no circularán automóviles privados por esos carriles.

"Hay una barrera física entre el carriles segregado y el carril mixto y por lo tanto no pueden ellos (buses convencionales y automóviles particulares) utilizar ese carril segregado", dijo. El estudio también hace excepciones, en caso de emergencia podrán transitar ambulancias por los carriles exclusivos.

Para evitar los accidentes en los carriles del Sitramss EM&A advierte que el VMT debe establecer una prioridad semafórica controlada. De este proyecto se desconocen los avances.

Al ser consultado sobre otros puntos del plan de implementación, realizado por EM&A, García reiteró que lo que hizo el Consorcio fue un "estudio de prefactibilidad y no era palabra escrita en piedra como El Diario de Hoy lo está planteando".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación