Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plan no beneficia a todos los lecheros

Por ahora, solo una cooperativa ganadera procesa ración para más de 800 mil escolares

Muchos ganaderos consultados por este periódico criticaron el pregonar que hace la publicidad gubernamental sobre los beneficios del programa Vaso de Leche, cuando ellos viven otra realidad, según explicaron a EDH. Foto EDH / mArlon hernández

Muchos ganaderos consultados por este periódico criticaron el pregonar que hace la publicidad gubernamental sobre los beneficios del programa Vaso de Leche, cuando ellos viven otra realidad, según...

Muchos ganaderos consultados por este periódico criticaron el pregonar que hace la publicidad gubernamental sobre los beneficios del programa Vaso de Leche, cuando ellos viven otra realidad, según explicaron a EDH. Foto EDH / mArlon hernández

Para el Gobierno es un programa insignia por los beneficios alimenticios a más de 800 mil escolares del sector público y también por los supuestos beneficios al rubro de la ganadería. Pero entre ganaderos hay diferentes opiniones. Algunos señalan que los más gananciosos no son ellos, sino la empresa que procesa la leche y se la entrega al Mined.

En lo único que coinciden las valoraciones de este sector de empresarios es en que, desde 2011, el precio de la botella de leche se ha estabilizado, lo cual les ha permitido incrementar 10 centavos de dólar a cada botella de leche vendida, bien al programa gubernamental o para cualquier otro comprador, según expresaron varios ganaderos entrevistados por El Diario de Hoy.

En lo demás, muchos de estos ganaderos criticaron el pregonar que hace la publicidad gubernamental respecto de los beneficios que el programa Vaso de Leche supuestamente otorga a pequeños y grandes ganaderos.

Por ejemplo, el beneficio que recibe Antonio N., residente en una zona rural del municipio de Agua Caliente, Chalatenango, se resume en 10 centavos diarios por botella de leche producida y su producción no pasa de las 50 botellas diarias.

Antonio vende las botellas a una asociación local de ganaderos que, a su vez, la vende a la Cooperativa Ganadera de Sonsonate, quien procesa toda la leche que el Gobierno reparte a más de 800 mil estudiantes de escuelas públicas de diez departamentos.

Son las 10:00 de la mañana y, mientras espera en la entrada de su potrero a que un camión recoja su leche en varios barriles, Antonio explica que para los ganaderos como él, con pocas cabezas de ganado, los beneficios del programa estatal no son muchos, debido a que, según él explicó, están caros los alimentos concentrados para ganado.

Una simple ecuación basta para que concluya: casi todo lo que gana en la venta de leche, lo gasta en concentrados para sus vacas.

A lo anterior hay que agregarle otra desventaja, su trabajo queda algunas veces sin pago. Pero en esas tierras donde en el verano hay poco trabajo como agricultor, es mejor que nada.

Incluso, afirma que las utilidades que Fomilenio llevó a los ganaderos de la zona norte fueron para los "grandes (ganaderos)", como él los llama, pues a ellos sí los proveyeron de máquinas de ordeño, tanques de captación y otras herramientas para procesar leche.

"Una vez a mí me hicieron ir hasta Chalatenango (cabecera departamental) solo para que me regalaran una botella de yodo para limpiar las tetas de las vacas. Fue más lo que gasté en pasaje (de autobús). No volví a asomarme a esas reuniones", indicó este ganadero que prefirió no detallar su nombre.

"El beneficio está en que antes la botella de leche la vendíamos en 30 y hasta en 26 centavos en invierno. No más caía una tormenta y nadie quería pagar los 30 centavos. Hoy es diferente porque aquí no baja de 42 centavos", explicó el ganadero, oriundo del cantón Santa Rosa, situado en el municipio de Nueva Concepción, Chalatenango.

"Beneficios maravillosos"

Para Daniel Aguilar, de la Sociedad Cooperativa de Ganaderos de El Salvador, los beneficios de Vaso de Leche "son maravillosos".

Esas maravillas de las que Aguilar habla se traducen en ganancias para el 95 por ciento de los pequeños y medianos productores de leche en todo el país.

Lo que Aguilar destaca es que ahora, como en el caso de los combustibles, existe un precio de referencia para la venta de leche, lo cual inició a partir de 2011, cuando el Gobierno comenzó a regalar el vaso de leche al alumnado de las escuelas públicas; el precio de la leche se estabilizó.

"Hoy el precio de referencia es de 42 centavos, mientras que antes fluctuaba entre los 36y 38 centavos" puntualizó Aguilar.

El ganadero añadió que este año ya no serán 500 mil niños a quienes se les dará el vaso de leche, sino 840 mil. "El beneficio se va ampliando", acotó.

Por su parte, Eugenio Tejada, presidente de la Asociación Ganadera y Agrícola de Agua Caliente, no está maravillado con el negocio que les representa el programa gubernamental Vaso de Leche.

"El negocio en sí no ha sido para los productores de la zona norte, sino para La Salud (Cooperativa Ganadera de Sonsonate). Nosotros, como productores, no hemos tenido beneficios en sentido amplio", afirmó.

De acuerdo con Tejada, la cooperativa que él preside recoge entre 20 y 25 mil botellas diarias, las cuales transfiere a La Salud para que esta empresa las procese y las lleve a cada escuela como parte del programa.

Tejada profundizó más. La Salud llega a recoger toda la leche que se produce en Agua Caliente hasta el centro de esa ciudad; y también tiene que ir a recolectar la leche hasta los establos o potreros de toda la zona rural del municipio.

Por hacer ese trabajo, le aumentan tres centavos a cada botella de leche que compran en 42 centavos a cada asociado o no asociado que haya decidido venderles la leche del día.

El presidente de la Asociación, sin embargo, sostiene que esa recolección de leche no es un negocio. Más bien lo califica como una pérdida, pues los tres centavos no compensan los gastos de transporte y el pago del conductor y dos empleados más que se encargan de la recolección, por cada camión destinado a ello.

De acuerdo con Tejada, ganaderos de Chalatenango han manifestado ya al Gobierno que no quieren trabajar más de esa forma, donde la mayor ganancia no es para los ganaderos de la zona, mucho menos para los pequeños productores.

Para los ganaderos de las zonas norte, central y occidental ya hay beneficios, aunque sean mínimos. Los ganaderos de la zona oriental aun están a la espera de que se les tome en cuenta. Algunos solo han escuchado a través de terceros que dentro de algún tiempo podrían vender toda su leche al Gobierno. Pero nada oficial, según afirmaron algunos ganaderos de Chapeltique, San Miguel.

Por su parte, Arnoldo Lazo, gerente general de Lácteos Morazán, explicó que sus aspiraciones van en el sentido de convertirse en procesadores de la leche que sería entregada a los estudiantes de centros públicos de la zona oriental.

Pero ese negocio aún no está claro ni cerca, según lo explicó el jefe de Alimentación y Salud del Ministerio de Educación, Leonardo Quiroa, en entrevista a El Diario de Hoy. De momento solo La Salud tiene la tecnología adecuada para procesar leche con los requerimientos de calidad que exige dicho ministerio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación