Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Piñera destaca en su viaje éxito del modelo chileno

El presidente suramericano incluyó a El Salvador en su gira por Canadá, EE. UU. y Panamá, en la que ha resaltado los alcances de su modelo económico, que según dijo, les permitirá erradicar la pobreza.

El presidente chileno Sebastián Piñera durante su intervención ayer en la Cámara de Comercio de EE.UU.. foto edh / efe

El presidente chileno Sebastián Piñera durante su intervención ayer en la Cámara de Comercio de EE.UU.. foto edh / efe

El presidente chileno Sebastián Piñera durante su intervención ayer en la Cámara de Comercio de EE.UU.. foto edh / efe

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, arriba hoy al país como parte de una gira que realiza en varios países y que le ha servido para resaltar el modelo económico que les ha situado como una de las naciones más desarrolladas y una de las economías más fuertes de América Latina y del mundo.

En su paso por Estados Unidos, donde se reunió con el mandatario de ese país, Barack Obama, y antes con distintos sectores legislativos y empresariales, Piñera alabó el modelo económico que, según dijo, les lleva a la aspiración de convertirse en la primera nación latinoamericana que erradique la pobreza.

En un desayuno en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, el mandatario chileno defendió que no es "casualidad" que Chile sea el país latinoamericano con la mayor renta per cápita por lo que esperan eliminar la pobreza en la próxima década.

"Además de nuestro compromiso con el desarrollo también tenemos el compromiso de desarrollar una justicia social que garantice la igualdad de oportunidades y erradique la pobreza", les dijo ayer Piñera a los empresarios estadounidenses.

Chile es un país con indicadores macroeconómicos y de desarrollo humano muy altos, así lo destacan entidades internacionales como el Foro Económico Mundial que lo colocan en el llamado top 50 de naciones más desarrolladas del mundo.

Se estima que la economía Chile crece en promedio arriba del 5% cada año .

Tan es así el nivel de desarrollo de Chile, que según el presidente chileno, el Departamento de Estado les ha eliminado a los ciudadanos chilenos el requerimiento de visa de turista para ingresar a territorio estadounidense, un privilegio que sólo tienen un grupo de países desarrollados, en su mayoría europeos.

El beneficio sería efectivo a el próximo año, dijo Piñera tras reunirse con el secretario de Estado, John Kerry, con quien además repasó los acuerdos de cooperación bilateral y coincidieron en la necesidad de acelerar las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), el que, de concretarse, sería "la zona de comercio más grande del mundo", dijo Piñera.

Piñera sostuvo encuentros ayer con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y tenía previsto reunirse ayer mismo con el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU., el demócrata Bob Menéndez, y otros miembros de esa instancia.

Luego de su encuentro con el presidente Obama, con quien se espera aborde temas como el combate al terrorismo y el crimen organizado, Piñera viajará a El Salvador.

Aquí será recibido hoy por la tarde por el presidente Mauricio Funes, con quien discutirá temas bilaterales, entre ellos el estado del Tratado de Libre Comercio que mantienen vigente ambos países desde 2002 y una futura inversión chilena en el país. (Vea nota en siguiente página).

Chile en cifras

¿Qué tiene el modelo chileno que permite ese nivel de desarrollo del que Piñera ensalza en esta gira? ¿Cómo se ha forjado y cómo se sostiene?

Para el economista chileno afincado desde hace varios años en el país, Claudio de Rosa, Chile tiene altos indicadores de desarrollo humano y un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita que superará los $20,000 a finales de 2013.

De este modo, añade, la reducción de la inflación en un 0.98%, el aumento salarial en un 6.5% y una reducción de la pobreza en un 14.4% acompañan estimaciones de crecimiento que apuntan hasta un 5.5%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este punto coincide Pedro Argumedo, analista del Departamento de Estudios Económicos de Fusades, cuando dice que Chile lidera diferentes ranking en la región por esos altos indicadores macroeconómicos como los que arroja el Foro Económico Mundial, en el que ocupa el lugar 33 en el índice de competitividad global, en el selecto grupo de los 50.

Destaca que es una nación que ha mantenido una visión hace décadas de que está integrado al mundo, tiene un motor de exportaciones de metales como el cobre, tienen liderazgo mundial en exportación de frutas, alimentos, vinos y ahora están transitando a servicios de mayor valor agregado como asesoramiento para planes de negocios.

"Es una economía que está bien orientada a que su crecimiento está en aprovechar las oportunidades que el mundo les da... tienen una economía que mantiene una fuerte estabilidad macroeconómica y a nivel mundial ocupan la posición 14", afirma Argumedo.

Eso significa, dice, que tienen una baja inflación, la deuda pública es una de las más bajas en América Latina, además de estabilidad de precios, su economía tiene una alta calificación de riesgo crediticio por Moody's y Standard & Poors por su sanidad macroeconómica.

De Rosa también destaca que la exploración y explotación de minerales sigue siendo el pilar económico del país y está permitiendo que Canadá, con un amplio portafolio de empresas mineras, haya sustituido a Estados Unidos como el primer socio inversionista en esa nación.

A esto hay que añadir algo que De Rosa califica como "tratados comerciales funcionales", puesto que, con los 60 que ha suscrito Chile, se mueve el 95% del comercio exterior.

Claves del modelo

Pero hay otro puntos que destacan los analistas y esos son la estabilidad de la independencia judicial y la estabilidad jurídica que hace sostenible ese modelo en el tiempo.

El mismo Piñera lo recordó ayer al decir que encuentros como el que sostuvo con el secretario John Kerry, son un reconocimiento de que Chile "es un país serio, una democracia estable, que tiene un Estado de Derecho sólido, que cumple sus compromisos".

Según De Rosa, las cifras que revelan el desarrollo chileno van acompañadas de ese escenario donde los últimos gobiernos de izquierda volvieron competitivo al país, dejando de lado la confrontación entre los actores político-sociales y creando mecanismos como la Alianza del Pacífico para interrelacionar personas y mercancías.

"El gran desafío en Chile fue volver funcional y efectivo el Estado. Los gobiernos de izquierda comenzaron ese proceso y hoy, con la derecha en el poder, el camino ha continuado. Es un ejemplo de madurez democrática para la región", expresó el chileno.

Argumedo agrega que en Chile la alternancia en el poder no altera la funcionalidad del modelo, pues en el mismo índice de competitividad global respecto al sistema de leyes y cumplimiento de las mismas, se ubican en la posición 21, un lugar muy privilegiad y superior a casos como El Salvador que ocupa el 117.

Lo mismo ocurre en indicadores de transparencia del gobierno que se ubican en el puesto 15, nosotros en el 125.

"Es un gobierno bastante transparente, cumple las leyes y eso le da una fortaleza jurídica muy amplia, le da una predictibilidad de lo que va a pasar más adelante, y eso le permite que haya inversiones de largo plazo pero en un sistema judicial bastante robusto", apunta Argumedo.

"En Chile se ha tomado de la mano a la empresa privada y se le ha pedido que invierta con condiciones adecuadas. Es por ello que aperturar un negocio hoy solo conlleva un día y se ha elevado el índice de competitividad, sin duda", reconoció de Rosa.

Argumedo dice que la comisión nacional de innovación y competitividad en la que están la academia, el sector empresarial y el gobierno, el cual define las acciones estratégicas que deben implementarse para ser más competitivo globalmente en el ámbito de sus exportaciones y diversificación de su economía.

"Allí tienen a estos tres grandes actores trabajando unidos en la definición de una estrategia común que revisan cada cinco años... y eso le sirve a la Presidencia para la implementación de sus políticas públicas", dice Argumedo.

El analista de Fusades coincide con De Rosa en que Chile ha sabido desarrollarse apostándole a la educación.

"De los $280 mil millones del PIB del país, entre el 5 y el 7% se dedica a elevar los estándares formativos, bajar el analfabetismo y crear tecnología. Estas son las claves", dice De Rosa.

Argumedo dice que los chilenos han sabido aplicar una distribución de subsidios bien focalizada y monitoreada a fin de que en realidad tengan una incidencia en el desarrollo educativo.

Para el economista de Fusades, la visita de Piñera debe inspirar a los salvadoreños, pues lidera una nación que enseña cómo una nación puede desarrollarse.

Pone de ejemplo el sistema de pensiones que ha emulado El Salvador pero con la diferencia que Chile lo ha vuelto rentable porque los certificados de inversión de los invierte en desarrollo productivo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación