Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Piden mejorar las instituciones públicas para un estado eficiente

La institucionalidad deficiente es uno de los causantes de la pobreza en los países

Mark Lutter habló sobre la eficiencia de las instituciones del Estado. Ejemplificó el caso de países con estado fallido como unos países africanos y Corea del Norte. Foto EDH / Douglas Urquilla

Mark Lutter habló sobre la eficiencia de las instituciones del Estado. Ejemplificó el caso de países con estado fallido como unos países africanos y Corea del Norte. Foto...

Mark Lutter habló sobre la eficiencia de las instituciones del Estado. Ejemplificó el caso de países con estado fallido como unos países africanos y Corea del Norte. Foto EDH / Douglas Urquilla

Mark Lutter, miembro de la organización Alumni for Liberty (Estudiantes por la libertad) e invitado especial del seminario "Academia Libertad" de la organización CREO, expuso sobre la importancia de las instituciones para la viabilidad de un Estado competente.

Explicó que las instituciones, en un Gobierno que funcione de manera eficiente y con transparencia, son capaces de mejorar el estado del país. Este punto es importante puesto que detalla que el buen funcionamiento de esta puede lograr subsanar diversos problemas por lo que atraviesa una nación, como la pobreza o la violencia.

Para Lutter, toda buena institución es aquella que "cree en los estados de derecho y la propiedad privada". Este es un punto fundamental a tomar en cuenta ya que establece que los países más ricos son aquellos en donde existe una institucionalidad transparente y eficiente, no solo eso, también poseen gobiernos menos depredadores.

Explica que un gobierno depredador es aquel que no respeta el estado de derecho o la propiedad privada. Ejemplifica que este puede ser un gobierno que se enriquece de su población o incluso que hace uso de préstamos, ayuda internacional o fondos públicos para favorecerse.

"Yo me quejo del gobierno de Estados Unidos, porque es un gobierno que ha hecho bastantes cosas malas, pero no es un gobierno tan malo como el de El Salvador. Debido a que el gobierno de Estados Unidos es menos depredador que el gobierno de El Salvador, la gente tiene mejor calidad de vida en Estados Unidos", añadió el expositor.

Aunque el ejemplo parece ser demasiado revelador, Lutter hace bastante hincapié en esto: las buenas instituciones determinan niveles altos de calidad de vida. La calidad de vida de un país no depende de la ayuda que el gobierno ofrece a los ciudadanos en forma de subsidios o la cantidad de obras públicas que genere; sino que depende de la efectividad, transparencia y buen manejo de la institucionalidad del Estado.

Es importante recalcar que una buena calidad de vida se compone por diversos factores y dependerá de estos determinar si una población posee una calidad de vida digna. Entre los puntos más importantes está la educación, salud y seguridad que reciben los ciudadanos.

En el caso de El Salvador, la calidad de vida no es muy alta, y esto refleja el trabajo que ejercen las instituciones gubernamentales.

Aunque la palabra instituciones posee una definición compleja, Lutter explica que una forma sencilla de poder entenderlo de mejor forma es verlas como las reglas de juego.

Todo país necesita de reglas básicas para poder tener una sociedad funcional, y deben ser las instituciones quienes establecen estas reglas. Sin embargo, el país funcionará acorde a la manera en que estas reglas se establezcan. y cumplan.

Ante esto, advierte que son los gobiernos los que mantienen pobres a sus países. Una de las principales formas en que se logra esto es a través de regulaciones: cuando un gobierno trata de regular la economía, ya sea para favorecer empresas del estado o frenar al sector privado, se está creando un país pobre.

Por medio de regulaciones los gobiernos pueden también crear monopolios, impulsando empresas estatales con el fin de concentrar el mercado.

Todo esto puede llevar a que los gobiernos dejen de reconocer los derechos de propiedad de la población. Estos puntos pueden llevar a que un país se vuelva pobre o se mantenga en pobreza, poco a poco llevándolo a un estado fallido.

En ese sentido, recomendó que se fortalezcan la institucionalidad del Estado y que funcione con el fin de ayudar a la población para así mejorar su calidad de vida y, por ende, la libertad de los pobladores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación