Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Panorama externo podría afectar el desempeño del país

Factores externos tenderán a ser negativos, como por ejemplo el bajo crecimiento de Latinoamérica

Rommel Rodríguez, investigador del área macroeconomía y desarrollo de Funde, detalló que existen tres problemas que vienen a afectar la economía nacional, estos son problemas estructurales del Estado, incertidumbre sobre el crecimiento de Estados Unidos y "vientos desfavorables" para Latinoamérica.

Rodríguez explicó que "existe un debate sobre el crecimiento de Estados Unidos, hay economistas que consideran que solo será un repunte de un año y luego volverá a bajar"; de ser así, la región también podría verse afectada debido a una caída de la economía estadounidense.

Por otra parte, cuando menciona los vientos desfavorables, se refiere a que se tiene previsto que para 2015 Latinoamérica sólo crecerá 1 %; esto es por debajo de lo que Centroamérica (4 %) y El Salvador (2.5 %) crecerán este año.

El problema es también que el país no ha tenido una reacción de la economía desde 1995, de acuerdo con Roberto Rubio.

Funde explica que las importaciones y las exportaciones experimentaron una reducción en el segundo semestre del 2014, lo que ha tenido un efecto de reducción en el déficit de la balanza comercial; sin embargo, en lo que va de este año se muestra una tendencia de recuperación para las exportaciones.

El desafío acá es que las importaciones continúan reduciéndose, lo que mantiene una tendencia de reducción del déficit comercial del 16 %.

No obstante, existen factores positivos en el análisis de este año de gestión de Gobierno. Principalmente, las remesas que aumentaron en más de 200 millones de dólares, alcanzando así una suma de 4,154.1 millones de dólares.

Aunque este factor es bastante positivo para El Salvador, no se rige por ningún logro interno y depende del mercado de Estados Unidos.

En gran parte, esto obedece al mejor desempeño en Estados Unidos de la actividad productiva, así como también un aumento del empleo hispano.

De igual manera, el sistema financiero ha mostrado solidez, a pesar de la ralentización de la economía, de acuerdo con los representantes de Funde. La institución indica que "se observan altos niveles de liquidez y solvencia; de igual manera, la mora a nivel agregado no sobrepasa el 2.35 %, denotando la calidad del portafolio bancario, mientras que la cobertura de las reservas constituidas se ubica sobre el 100 %, requerido por la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF)".

Pero aún con todo esto, los depósitos se mantiene relativamente estancados, con un crecimiento promedio de 0.3 % desde abril del año pasado.

Esto, considera la Fundación para el Desarrollo, podría estar ligado con la situación de inseguridad, la falta de un mejor clima de negocio y, en los últimos seis meses, la entrada en vigencia del impuesto a las transacciones financieras.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación