Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

País debe esperar 3 años para estar libre de malaria

Entre 2012 y 2013 en El Salvador se han notificado casos autóctonos de la enfermedad.

Un inspector de salud toma una muestra de sangre para identificar paludismo

 Un inspector de salud toma una muestra de sangre para identificar o descartar el paludismo. | Foto por Archivo

 Un inspector de salud toma una muestra de sangre para identificar o descartar el paludismo.

La idea del Ministerio de Salud (Minsal) de que el país sea declarado libre de malaria el próximo año tendrá que esperar.

Los casos de transmisión local detectados en abril de este año en Acajutla, Sonsonate y en Meanguera del Golfo, en La Unión, atrasa tres años el plan que se viene trabajando desde hace algún tiempo junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La norma es que el país no reporte infecciones de transmisión local en tres años. En 2012 también hubo un brote en Ahuachapán.

"Lo que se debe hacer es certificar los municipios que no han presentado casos (como libres de paludismo) y los que han presentado tendrían que esperar hasta 2017. Eso implica que todo el país ante la valoración internacional lograría su meta hasta el 2017 y no el 2014", manifestó Óscar Sorto, técnico de la Dirección de Vigilancia Sanitaria del Minsal.

Sorto indicó que la meta era 2014 y que se debe esperar una nueva valoración de los organismos internacionales sobre la situación.

Los municipios que no estarán listos para ser certificados son Acajutla, Meanguera del Golfo, Jujutla y San Francisco Menéndez.

Para lograr la certificación del país se realizan actividades como la vigilancia activa de los casos, el tratamiento oportuno y adecuado de las personas enfermas, acciones para eliminar el vector (zancudo), educación y promoción en la población.

Al año, en el país se diagnostican entre 15 y 20 casos de malaria o paludismo, una incidencia bastante baja.

En Centroamérica, El Salvador es la única nación que está en la fase de eliminación de la enfermedad; el resto está en etapa de control. Eso implica que reportan más de 2,000 personas infectadas al año.

Sorto expresó que el brote en Metalío, Acajutla ya finalizó. En la zona fueron identificadas cinco afectados, dos infantes de cinco y seis años, un adolescente de 16 y dos adultos de 38 y 58 años.

"Ya no se generaron más casos", añadió el técnico. En las comunidades afectadas se mantendrán todo el año medidas para prevenir un nuevo brote, entre ellos mantener la vigilancia epidemiológica, la red de colaboradores, tratamientos de los criaderos, rociado domiciliar, educación y promoción para la consulta temprana.

En general, en el país los casos importados provienen de Honduras, Guatemala y África, de acuerdo con los informes del Minsal.

En lo que va del año, en el país reportan siete personas con malaria, seis de ellas autóctonas; el otro es importado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación