Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Padres en EE. UU. podrán pedir a sus hijos en El Salvador

El programa beneficia a salvadoreños que tienen permiso temporal en Estados Unidos (TPS) cumpliendo ciertos requisitos según funcionarios estadounidenses

Los hijos de migrantes menores de 21 años podrán tener la opción de viajar hacia Estados Unidos por el nuevo programa

Los hijos de migrantes menores de 21 años podrán tener la opción de viajar hacia Estados Unidos por el nuevo programa

Los hijos de migrantes menores de 21 años podrán tener la opción de viajar hacia Estados Unidos por el nuevo programa

Los padres que se encuentran viviendo en Estados Unidos, bajo el TPS podrán pedir refugio para sus hijos que viven en El Salvador, Honduras y Guatemala, gracias a un nuevo Programa de Admisión de Refugiados que anunció semanas atrás el Departamento de Estado.

Sean Hantak, oficial del programa para América Latina y el Caribe de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado, explicó que los padres deberán estar en siete categorías para acceder al beneficio.

Hantak indicó que los padres en Estados Unidos que hagan la solicitud deberán de ser mayores de 18 años, ser residentes, beneficiarios del estatus migratorio temporal (TPS, por su siglas en inglés).

Además, ser beneficiario de la libertad condicional otorgada no menos de un año, beneficiario de la acción diferida por los llegados en la infancia, beneficiario de la salida forzada diferida y beneficiario de una suspensión de deportación.

Los padres podrán pedir a más de un hijo que se encuentre en los referidos países realizando la misma solicitud y los trámites serán para todos.

"El programa busca proporcionar una alternativa segura, legal y ordenada para el viaje peligroso que algunos niños están llevando a cabo actualmente a Estados Unidos", expresó el experto.

"Las solicitudes para este proyecto se inician en Estados Unidos a partir del 1 de diciembre de 2014. Se espera que los procesos se extiendan alrededor de nueve meses, ya que hay muchos trámites que realizar. Luego hay una logística del viaje. Los padres ya pueden acercarse a las oficinas y pedir los formularios" agrego el profesional.

El funcionario señaló que por ser un programa nuevo se debe de trabajar mucho para que sea un éxito.

Los padres residentes en Estados Unidos tendrán que iniciar el proceso cumplimentando el formulario DS-7699 del Departamento de Estado. Solicitando una entrevista de restablecimiento de refugiados para los niños solteros menores de 21 años que vivan en los países del Triángulo Norte Guatemala u Honduras.

El formulario no estará disponible en el sitio web del Departamento de Estado para el público general y no se podrá

completar sin la ayuda de una agencia de restablecimiento financiada por el Departamento de Estado.

"Estas agencias de restablecimiento se encuentran en más de 180 comunidades en todo Estados Unidos. Cuando inicie el programa, el Departamento de Estado proporcionará información sobre cómo comunicarse con una de estas agencias para iniciar una aplicación", sostuvo el profesional.

Una vez presentado el formulario DS-7699, el niño en su país de origen contará con la asistencia a través del programa de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que administra el Centro de Asistencia de Restablecimiento de EE. UU. (RSC por sus siglas en inglés) en Latinoamérica.

Hantak detalló que tanto a los padres como a los hijos, se les realizará exámenes de sangre para asegurar el parentesco de los solicitantes.

Además, se realizarán estudios médicos y evaluaciones sociales de campo.

"El niño tiene que demostrar la condición de refugiado, el cual se puede conceder por persecución en el pasado por un temor bien fundado en base a los cinco motivos protegidos, como raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social determinado. Esa definición de refugiado se encuentra en la legislación de Estados Unidos. Pero ser objeto de violencia generalizada o de pandillas, no significa que sea el niño una persona idónea para aplicar a los beneficios", afirmó el extranjero.

El personal de la OIM desde la RSC se comunicarán con cada niño directamente con el fin de prepararlos para una entrevista de refugiados con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), cuando se haya confirmado las pruebas de relación de ADN.

Hantak agregó que los técnicos del DHS van a corroborar sí el niño se encuentra en un caso donde hay persecución de violencia.

"El padre del niño firmará un pagaré acordando pagar el costo del viaje a Estados Unidos. Los refugiados aprobados serán elegibles para la misma asistencia prestada a todos los refugiados restablecidos en Estados Unidos, incluyendo la asignación a una agencia de restablecimiento que ayudará con la recepción y colocación, y asistencia para inscribir a los niños en la escuela, y la solicitud de beneficios.

En los casos donde los niños son adoptados o sus padres que viven en Estados Unidos no son los biológicos, se deberá de demostrar con documentación; sin embargo, el experto dice que no se espera un gran número de candidatos de esos casos.

"Si la madre que vive en Estados Unidos pide a sus dos hijos, pero el padre está en cualquiera de los tres países, también lo podrá pedir al hombre, porque de eso se trata, de reunificación familiar. Pero la persona que es candidato debe afirmar que es víctima de persecución", subrayó el profesional.

Los solicitantes que el DHS determine no ser elegibles para el estado de refugiado en Estados Unidos, serán considerados en una base de caso por caso para una admisión condicional, que es un mecanismo para permitir que alguien que es de otra manera inadmisible para venir a Estados Unidos por razones humanitarias urgentes o beneficio público significativo, establecen las autoridades de Estados Unidos.

Indicaron que para que el solicitante sea considerado para la admisión condicional, el padre presente en Estados Unidos tendrá que presentar un Formulario I-134, Declaración Jurada de Apoyo, con la

documentación de respaldo al DHS.

Estos niños que viajen bajo esa condición, recibirá beneficios temporales que normalmente solo son dos años y no confiere ninguna condición legal permanente. Sin embargo, los refugiados si podrán entrar a ser residentes legales.

Estas personas tendrán un permiso de estancia inicial de dos años, para el que pueden solicitar renovación, y un permiso para trabajar o ir a la escuela, pero no se les da acceso a los beneficios médicos que facilita el Estado, afirman las autoridades.

"Los casos anteriores de libertad condicionada también contarán con la ayuda de la OIM. Hasta ahora no hay límites para la admisión de los niños por este tipo", dijo el funcionario estadounidense.

El extranjero acordó que el nuevo programa es totalmente aparte de los procesos que se siguen por los asilos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación