Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pacientes con cáncer en la piel llevan 3 meses sin vacuna BCG

Los afectados llegan todos los miércoles a preguntar por la terapia. Temen por su salud

Pacientes con cáncer en la piel no recibieron su medicina en el Rosales

Pacientes con melanoma maligno, cáncer en la piel, llegaron este martes 29 de septiembre al hospital Rosales para recibir la vacuna BCG que ellos mismos comprarían, pero, debido...

Las autoridades del hospital Rosales aún no reanudan el tratamiento con vacuna BCG a los pacientes con melanoma maligno (cáncer de la piel), la terapia fue suspendida el 4 de febrero de este año.

Ese tiempo ha resultado ser un verdadero martirio para pacientes como Sandra María Artiga, Ana Guadalupe Escobar y Erminia Galdámez, quienes ven en ese fármaco su oportunidad de seguir con vida.

"Nos dicen que no hay vacuna, que una doctora no quiere hacer el pedido porque piensa que ese tratamiento es por gusto, pero es la vida de nosotros la que está en juego, yo me siento fatal por dentro", comentó Artiga.

Artiga fue diagnosticada con cáncer en el brazo izquierdo en 2008 en el hospital Zacamil, tiempo después ingresó al Rosales, en agosto del año pasado la operaron y en diciembre le comenzaron a suministrar la vacuna.

"La empezaba a recibir y ahora ya no hay y así estamos un montón de pacientes, estamos desesperados, no sabemos qué podemos hacer", indicó Artiga.

Las tres llegaron el miércoles al consultorio de Dermatología del Rosales para preguntar por la terapia; cada miércoles asisten al hospital en busca del tratamiento, esa es la peregrinación que emprendieron en febrero, cuando las autoridades suspendieron la aplicación del biológico.

La decisión surgió luego que la nueva jefa de Dermatología expusiera su desacuerdo con esa terapia, el argumento fue que no hay seguridad ni evidencia científica de que sirva para abordar el melanoma, según declaró el 26 de enero Mauricio Ventura, director del establecimiento.

Ventura dijo que se formaría un comité para determinar si se reanudaba o no la terapia.

Mientras esa decisión llega, la angustia y el temor de una recaída invade a los pacientes.

Siga leyendo: Desarrollan dispositivo implantable para controlar reaparición del cáncer

Laura, hija de Galdámez, manifestó que su madre ha sobrevivido siete años con ese tratamiento. 

"Ahora mi temor es que ella se me vaya a agravar, lleva siete meses sin la vacuna, sin su aplicación las células cobran vida e invaden el cuerpo", añadió Laura.

Mientras que Escobar expresó que todas las veces que consulta a los médicos la respuesta es la misma, que no hay y eso les preocupa.

"Eso es la vida de nosotros, yo les digo a los demás que nos demos por vencidos, sino nos vamos a morir", expresó Escobar.

Los pacientes planificaron reunirse este jueves para abordar la problemática y pedirán el apoyo de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

El 19 de marzo, Ventura, indicó que estaba pendiente de recibir el informe de la Jefa de Dermatología.

Pero fue enfático en decir que con la suspensión de la terapia no se ha puesto en riesgo la vida de los pacientes y que la vacuna produce lesiones al paciente.

"En la revisión de la literatura no hay nada que diga que la vacuna BCG ayuda a mejorar la sobrevida del paciente con melanoma maligno", reiteró Ventura.

El director agregó que la literatura establece que la clave para tratar la enfermedad es el diagnóstico y la cirugía oportuna.

Ese 19 de marzo, Ventura sugirió abordará a la jefa de Dermatología para profundizar en el tema, desde ese día se ha tratado de obtener la entrevista, pero a la fecha no ha sido otorgada.

Personal de Relaciones Públicas del Rosales informó que la doctora ha estado ocupada, pero que nuevamente le dejaron el recado. 

Son unos 50 sobrevivientes de cáncer a los que les suministraban la vacuna en el Rosales. Se les indicaba una vez al mes.

Según el dermatólogo, Juan Antonio Melara, en declaraciones anteriores, el biológico es de trascendental importancia porque estimula el sistema inmunológico para tratar de contrarrestar el cáncer y así mantener a las personas con vida.

La terapia era para los pacientes que ya habían sido operadas y extirpado el tumor. Las usuarias consultadas aseguran que están sin ningún tratamiento, solo con la consulta.

"Aquí todos estamos preocupados. Hay días que me siento bien, días que no, aveces siento que hasta derrame me quiere dar", acotó Escobar en tono de preocupación.

Artiga agregó que está angustiada porque lleva tres meses sin recibir la terapia.

"Venimos a ver si hallamos consuelo, pero no nos dan ninguna respuesta, nosotros somos pobrecitas, no las podemos comprar, no sabemos cómo conseguirla", dijo Artiga.

Las pacientes aseguran que en febrero buscaron al director, pero los dijeron que no estaba y hace tres semanas trataron de abordarlo en el pasillo, pero no pudieron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación