Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pacientes con cáncer y hemofílicos sin medicinas

b En el hospital Rosales faltan fármacos para las sesiones de quimioterapia

Pacientes con enfermedades oncológicas reciben tratamiento en el hospital nacional Rosales. Algunos tienen problemas para recibir la quimioterapia. foto edh / archivo

Pacientes con enfermedades oncológicas reciben tratamiento en el hospital nacional Rosales. Algunos tienen problemas para recibir la quimioterapia. foto edh / archivo

Pacientes con enfermedades oncológicas reciben tratamiento en el hospital nacional Rosales. Algunos tienen problemas para recibir la quimioterapia. foto edh / archivo

Denis Martínez y Bryan Núñez son dos de los pacientes diagnosticados con leucemia que han tenido que comprar medicamento en las últimas semanas para no suspender su tratamiento con quimioterapia en el hospital Rosales.

A Denis le informaron la semana pasada que el cisplatino se había terminado, por lo que su familia decidió comprarlo. En los tres frascos gastaron $60.

El joven comentó que si en 15 días el producto no ha llegado les tocará nuevamente adquirirlo.

"Como dice mi papá: si es necesario se hace hasta lo imposible para tratar de conseguir el dinero y comprarlo porque la opción que le dan a uno es no ponérselo y seguir el tratamiento con lo que hay", comentó el joven mientras recibe su terapia.

En la misma habitación permanece Bryan, quien asegura que es la segunda ocasión en la que han adquirido mesna y ciclofosfamida. En ambas medicinas invirtieron un poco más de $70.

"Si no la compramos no me ponen el medicamento", comentó Bryan. Son indicadas para la quimioterapia y tratar las reacciones que produce la terapia.

"Nos tocó bolsearnos para comprarla. A mí se me hizo una infección en el pulmón y tuve que comprar otros para eso. Entonces ya es más gasto", comentó el paciente.

En el establecimiento sanitario carecen de al menos ocho productos necesarios para la terapia de los pacientes con cáncer y leucemia, confirmó el jefe del área, Héctor Valencia.

Algunos de los medicamentos se agotaron desde hace dos meses aproximadamente, otros hace tres semanas.

Entre los faltantes se encuentra la ciclofosfamida, hidroxiurea, cisplatino, mesna, metotrexato de 500 mg, citarabina...

Además de esos hay otra cantidad de la que hay poca en existencia.

"Frecuentemente estamos sin medicamentos", comentó Valencia.

Algunos de ellos son fármacos de uso diario, por ello la importancia de que el hospital esté abastecido.

Al día cerca de 20 personas requieren del medicamento para recibir su sesión de quimioterapia.

"La necesidad de los pacientes es realmente tremenda", agregó el jefe del Servicio.

Valencia dijo que no todos los usuarios disponen de los recursos para poder adquirir el producto. Hay casos de personas que solo llegan con el dinero para el pasaje.

"Alguien puede estar un rato sin una pastilla para la presión y aun eso es peligroso, pero aquí el medicamento para los pacientes oncológicos significa su último chance (de vida)", manifestó Valencia.

Si existe otro protocolo se usa, pero no es lo ideal, añadió el especialista.

Ayer a través de la Unidad de Relaciones Públicas se solicitó una entrevista con el director del Rosales para abordar el tema. Se informó que por la tarde darían una respuesta, pero no se obtuvo.

En el Rosales, de acuerdo con el reporte de la Unidad de Abastecimiento del Ministerio de Salud, entre el 17 y 23 de junio carecían de 53 fármacos, lo que representa el 17.3 por ciento.

En el hospital de niños Benjamín Bloom las madres de pacientes con hemofilia también denunciaron la carencia del factor desde hace una semana.

Maritza Gutiérrez tiene a su hijo ingresado desde el lunes. El infante sufrió una hemorragia en uno de los brazos, pero hasta ayer no le habían puesto el medicamento.

De acuerdo con Gutiérrez, el personal le informó que el producto se había agotado, por lo que al niño le indicaron crioprecipitado, unos componentes de la sangre. Además le frota el área afectada con hielo.

El hijo de Gutiérrez está en tratamiento profiláctico, para prevenir las hemorragias. Una vez a la semana les entregan los frascos, pero desde el lunes anterior no se los proporcionan.

"Fui a preguntar a ver qué posibilidades habían de que viniera el factor. Me atendió el subdirector, pero dijo que no hay probabilidades porque no hay dinero ni hay factor en el país", expresó Gutiérrez.

La señora dijo que además le explicaron que ni el Rosales ni en el Seguro Social tenían y que en este periodo en el hospital ya se gastaron tres mil frascos. "Entonces ¿qué podemos hacer nosotros? Ahorita solo crioprecipitados les ponen", añadió.

Otra de las madres es Ángela Martínez. Ella indicó que su hijo fue hospitalizado el viernes pasado con una fractura en uno de los codos, pero no hay medicina. Lo que le están poniendo son crioprecipitados, hielo y acetaminofén.

"El factor es necesario. La vez anterior lo traje y en cuatro días mejoró bastante y ahora no", añadió Martínez.

A las madres no les han informado cuándo ingresará el medicamento. "Estamos pidiendo que nos ayuden. Otra vez estamos sin factor y es preocupante", dijo Gutiérrez.

Ayer se pidió una reacción de las autoridades del Bloom sobre la problemática, pero no se recibió respuesta.

En el centro médico también se ha agotado la eritropoyetina, un medicamento para aumentar los glóbulos rojos de los niños con insuficiencia renal crónica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación