Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Paciente con Guillain-Barré sin tratamiento

El paciente desarrolló el trastorno después de padecer chikunguña a finales de diciembre. Necesita vacunas que cuestan $500 cada una. 

El payaso Fransortes (izquierda) dice necesitar que le administren cinco vacunas de inmunoglobulina humana durante cinco días.

Francisco Antonio Flores, mejor conocido como el payaso Fransortes, se ha dedicado por décadas a brindar entretenimiento con bromas y trucos.

Sin embargo, a finales de diciembre, perdió todo el vigor que le caracterizaba.

En cuestión de pocos días, Flores pasó de padecer chikunguña a ser diagnosticado con el síndrome de Guillain-Barré, que provoca una pérdida progresiva de la movilidad, hasta paralizar a la persona.

Flores llevaba días enfermo con chikunguña, pero aun así había seguido realizando eventos con normalidad. 

El 24 de diciembre, José Domínguez, el payaso “Chocoyito”, trabajó con él, por eso se sorprendió cuando el 30 de diciembre tuvo que ser ingresado al Hospital Rosales.

Flores perdió la movilidad de sus piernas y sus manos. 

Los médicos le dijeron que necesitaba con urgencia un tratamiento de cinco inyecciones diarias de inmunoglobulina humana por cinco días, para evitar resultados fatales. 

El Rosales no cuenta con la inyección y cada una vale $500.

Los payasos del país se han unido para apoyar a Flores e incluso consiguieron que la primera dosis fuera dada por el Hospital Bloom.

Además han organizado un evento en La Gran Vía, para este domingo a partir de las 5:00 de la tarde, en el que esperan recolectar más fondos para el tratamiento de Flores. 

La receta del paciente: 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación