Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Paciencia pide presidente Funes ante el caos del tráfico

Ayer fue la apertura del paso a desnivel conocido como "Molsa"

Los automovilistas que querían incorporarse al Bulevar del Ejército por la 50a Avenida Norte y la calle de Agua Caliente no lograron evadir los congestionamientos. El problema se agudizó más debido al acto de inauguración del paso a desnivel. Foto ED

Los automovilistas que querían incorporarse al Bulevar del Ejército por la 50a Avenida Norte y la calle de Agua Caliente no lograron evadir los congestionamientos. El problema se...

Los automovilistas que querían incorporarse al Bulevar del Ejército por la 50a Avenida Norte y la calle de Agua Caliente no lograron evadir los congestionamientos. El problema se agudizó más debido al acto de inauguración del paso a desnivel. Foto EDH / M.Villalta

Mientras el presidente Mauricio Funes inauguraba, ayer, el paso a desnivel que conecta a los bulevares Arturo Castellanos y el del Ejército Nacional, los automovilistas se enfrentaban a los embotellamientos en las arterias paralelas, situaciones que se han vuelto rutinarias por los trabajos que ejecuta el Ministerio de Obras Públicas (MOP) en diferentes puntos del área metropolitana.

"Voy a ser breve porque las circunstancias del tráfico y los alrededores (...) nos obligan a agilizar la inauguración de este tramo (...) para descongestionar un poco el tráfico que se da en esta zona", declaró el mandatario, quien inició el acto de inauguración una hora y media después de lo programado.

El paso vial tiene dos carriles, mide 328 metros de longitud. Unos 113 mil vehículos diarios, que vienen desde Soyapango hacia San Salvador, transitarán por la estructura, expuso el titular del MOP, Gerson Martínez.

Funes junto al ministro del MOP y el viceministro de Transporte, Nelson García, simularon que el tránsito estaba habilitado y quitaron unos conos. Eso fue al mediodía. Una hora después, los conductores circularon por la obra.

Con la apertura del paso a desnivel buscaban descongestionar la zona, pero ayer el tráfico siguió siendo lento.

"Yo sé que muchos capitalinos han expresado su malestar por los contratiempos que estas obras les están ocasionando (...) Les pedimos a los capitalinos paciencia", dijo el mandatario.

Pero las palabras del gobernante en nada alivian a Raúl Soriano, quien debe transitar a diario por la zona.

"Parte de mi aguinaldo será para reparar mi carro que está en mal estado por las calles inservibles que ocupo para evitar tanto degenere en el trayecto. Otra es para el gasto en gasolina y lo que me quede para los regalos", manifestó.

Otra zona de caos vial

Para los que viajan al oriente del país por la carretera Panamericana, ayer los problemas para circular se agudizaron.

La restricción del paso vehicular inició la semana pasada, pero el problema aumentó porque el área de trabajo fue extendida desde Bosques de la Paz hasta la zona conocida con Vifrío, en el bulevar San Bartolo, jurisdicción de Ilopango.

El recarpeteo de esa arteria es realizado por el Fondo de Conservación Vial (Fovial).

De los cuatro carriles de la Panamericana, dos son reparados y los otros dos sirven para el tráfico, un carril por sentido.

El área con paso limitado es de dos kilómetros, pero el tramo donde están trabajando es menor.

"Yo creo que el gobierno no se ha organizado bien. Todo quiere tocar, arreglar, construir y por eso nos afecta tanto. Lo que no hicieron en cuatro años lo quieren hacer en nueve meses. Es el colmo", opinó Lía Rojas, conductora.

Para inicios de 2014, Obras Públicas proyecta reparar las calles cerca de los redondeles Masferrer, las Naciones Unidas y frente al Rancho Navarra, en la capital.

Para hoy el MOP ha planificado que se abra el paso vehicular de la carretera Panamericana, en Santa Tecla, entre el ITCA y los parques de ese municipio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación