Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otto Pérez y Sánchez Cerén apuestan por unión aduanera

Presidentes se reunieron en el país e incluyeron tema de la seguridad

Presidentes de El Salvador y Guatemala reunidos con sus equipos de trabajo, en la Casa Presidencial . foto edh / cortesÍa

Presidentes de El Salvador y Guatemala reunidos con sus equipos de trabajo, en la Casa Presidencial . foto edh / cortesÍa

Presidentes de El Salvador y Guatemala reunidos con sus equipos de trabajo, en la Casa Presidencial . foto edh / cortesÍa

En un encuentro en el país, similar a una reunión entre vecinos, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén y su homólogo de Guatemala, Otto Pérez Molina, se comprometieron a impulsar a corto plazo la unión aduanera, con énfasis en el libre tránsito de personas y la unificación de aranceles con una frontera común para la importación y exportación de mercancías.

Asimismo anunciaron que se apostará por un proceso de legalización de salvadoreños y guatemaltecos en ambos países para dar estabilidad laboral y social y que, en relación a la infraestructura pública, se reconstruirán todos los puentes de los pasos fronterizos: El Salvador financiará la construcción de los puentes binacionales Manuel José Arce y Anguiatú, mientras que Guatemala lo hará con el puente El Jobo, frontera Las Chinamas-Valle Nuevo.

"Somos naciones hermanas, necesitamos dar un paso para que no existan fronteras en toda Centroamérica y que este sea un elemento fundamental de la integración. Este no puede ser un proceso por etapas, las acciones deben de ser inmediatas", consideró Sánchez Cerén.

El jefe de Estado salvadoreño anunció que nombrará un Comisionado Presidencial para Asuntos Fronterizos, para acelerar el proceso con el delegado que ya asignó el gobierno de Pérez Molina.

En este sentido los presidentes decidieron crear una comisión de alto nivel en seguridad con el propósito de facilitar la colaboración bilateral en ejes como la unificación de mecanismos de intercambio de información, inteligencia, combate al crimen organizado transnacional y tráfico ilícito de migrantes, entre otros.

"Con mecanismos coordinados y el apoyo de nuestras instituciones saldremos adelante en la lucha contra problemas comunes. Sin seguridad la unión entre nuestras aduanas sería algo incompleto y creemos que podemos ayudar a que nuestras economías crezcan si se unifican aranceles y se vuelve más eficiente el traslado de mercancías", valoró Pérez Molina.

Sobre el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, tanto Sánchez Cerén como el mandatario guatemalteco no definieron ningún lineamiento en común, pero sí expresaron que los primeros $1,000 millones de esta modalidad de cooperación (que incluyen a Honduras) favorecerán el desarrollo de la región.

Pese a ello el próximo 9 de febrero los cancilleres de El Salvador, Guatemala y Honduras participarán en otra reunión del Triángulo Norte con funcionarios de Estados Unidos. Acá participarán autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ente que apoya la iniciativa de desarrollo trinacional con asesoría técnica y financiera.

Además de la visita a Casa Presidencial, Pérez Molina sostuvo encuentros privados con empresarios salvadoreños y guatemaltecos. También visitó la tumba de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, en la Catedral Metropolitana, acompañado de funcionarios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación