Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otra persona hemofílica golpeada por agente PNC

Pese a que Óscar les insistía que era hemofílico y les mostraba constantemente el carné que hacía constar su cuadro clínico, lo golpearon en el pecho en varias ocasiones, dijo la madre

El caso de Óscar Murillo se suma a otro ocurrido en febrero de este año, en el que un joven de 17 años fue hospitalizado después de ser golpeado por un agente de la PNC en San Salvador.

El caso de Óscar Murillo se suma a otro ocurrido en febrero de este año, en el que un joven de 17 años fue hospitalizado después de ser...

El caso de Óscar Murillo se suma a otro ocurrido en febrero de este año, en el que un joven de 17 años fue hospitalizado después de ser golpeado por un agente de la PNC en San Salvador.

Desde hace tres días, Cecilia del Carmen Funes no sabe nada sobre el estado de salud de su hijo Óscar Murillo, de 38 años, quien, según ella, fue golpeado por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de Sonsonate, pese a que ella, Oscar y algunos vecinos vociferaban que padecía hemofilia, una enfermedad hereditaria que no permite la correcta coagulación de la sangre.

Un pequeño golpe es, para muchos, algo insignificante, sin embargo, para Óscar puede ser causa de una hemorragia interna y hasta la muerte.

La madre de Óscar relató ayer, vía telefónica, que a las 4:00 de la tarde del pasado viernes su hijo estaba comprando yuca a pocas cuadras de su casa, ubicada en Nahulingo, cuando agentes de la PNC lo detuvieron y le exigieron "hincarse".

Debido a la enfermedad que padece, Óscar no pudo acatar al pie de la letra la orden de los policías. Una actitud que ellos calificaron como "resistencia a la autoridad", dijo Cecilia.

"Él (Óscar) en ese momento les enseñó el carné (que describe el tipo de enfermedad que padece), él les dijo que era hemofílico, pero una agente policial le dijo: '¿y qué sos loco?'", relató la angustiada madre.

Pese a que Óscar les insistía que era hemofílico y les mostraba constantemente el carné que hacía constar su cuadro clínico, lo golpearon en el pecho en varias ocasiones, dijo la madre. El hecho fue presenciado por algunos vecinos que también buscaron detener lo que ellos consideraron un "abuso de poder".

Un pedazo de cartón que explicaba la condición de Óscar no fue suficiente para que los agentes policiales dejaran de utilizar la fuerza. Aparentemente, desconocían qué es la hemofilia y sus riesgos, ya que, según la denuncia, los oficiales solo se limitaron a decir: "¿sos enfermo?, y ¿ que sos loco?".

"Mostrar el carné como paciente hemofílico, eso es lo primero que tienen que hacer, identificarse que ellos son hemofílicos, pero cuando mostraba el carné, preguntaban que si era loco o qué. Y él les decía; 'léanlo'", explicó Cecilia.

Sin dar mayores explicaciones, comentó la madre, se lo llevaron a bordo de la patrulla; desconociendo a cuál delegación de Sonsonate sería traslado.

Restringen visitas y aplicar medicamento

Tras buscarlo desde las 4:00 de la tarde del viernes en todas las delegaciones de la PNC cercanas al municipio de Nahulingo y en la cabecera departamental, sin ningún éxito, Cecilia Funes obtuvo noticias de su hijo hasta pasada las 7:00 de la noche de ese día. Una llamada telefónica de Óscar le advirtió en qué delegación se encontraba. Hasta ayer, el afectado permanecía en la bartolina número 6, ubicada cerca de Bomberos y de un centro comercial, informó la progenitora.

"Lo fui a buscar a la delegación de Nahulingo, y no lo tenían ahí; me fui para Sonsonate y tampoco estaba. Eran las 7:00 de la noche y no sabía nada, y nadie me decía dónde lo tenían", afirmó.

Pero fue hasta que buscó la ayuda de la Fiscalía General de la República (FGR) filial Sonsonate que pudo verlo y suministrarle un frasco de factor IX, un medicamento que sirve para que la sangre coagule y detener las hemorragias.

"El Fiscal se la extendió el mismo viernes en la noche (autorización) para que me dieran permiso de verlo y ponerle un medicamento, un médico forense me acompañó", comentó Cecilia.

Ella argumentó que cuando una persona hemofílica recibe golpes es necesario suministrarle al menos dos o tres frascos diarios. Óscar solo ha recibido uno; Cecilia desconoce la gravedad de los golpes de su hijo, y teme que tenga una recaída.

Pese a que la FGR le aseguró que dejarían libre a Óscar el sábado, debido a que fue "algo simple", esto no fue así.

"Pero hasta ahorita (ayer en la tarde) yo he ido a preguntar y les estuve insistiendo que me dejaran verlo y ver si necesita más factor, y no quisieron darme permiso. Solo me dijeron que si estaba más grave lo iban a llevar al hospital de Sonsonate: 'no se preocupe, que ahí se lo pongan', dijeron", acotó.

Para Cecilia, lo que los agentes desconocen es que en el hospital de Sonsonate no hay factor IX ni aporte de plasma fresco congelado (componente de sangre). Ante una emergencia, Óscar debe trasladarse al hospital nacional Rosales, en San Salvador.

PNC sin dar información

El Diario de Hoy quiso obtener la versión de la PNC de Sonsonate sobre el caso, especialmente los motivos de la detención de Óscar Antonio Murillo, su estado de salud y sobre los golpes que supuestamente recibió por parte de un agente. Pese a que se llamó a tres diferentes delegaciones, no se obtuvo respuesta.

Después de reiteradas llamadas, se informó que todos los detenidos son trasladados a las bartolinas ubicadas en la 10 Av. Sur y Bulevar Óscar Osorio, Antiguo Local del MOP; al preguntar, un agente que no se identificó dijo que no estaba autorizado para dar información.

Al filo del medio día El Diario de Hoy se comunicó con el subcomisionado Orellana Polanco, jefe de dicha delegación, para que brindara información o autorizara al agente encargado de las bartolinas dar más detalles al respecto, pero al cierre de esta nota no se obtuvo respuesta.

La madre de Óscar aseguró que tiene fe en que hoy su hijo pueda salir libre y realizarle exámenes para saber si tiene alguna lesión. Además dijo que no descarta interponer una denuncia por "abuso de autoridad" y que cuenta con vídeos del percance y hay varios vecinos que fueron testigos de la agresión.Pese a que Óscar les insistía que era hemofílico y les mostraba constantemente el carné que hacía constar su cuadro clínico, lo golpearon en el pecho en varias ocasiones, dijo la madre

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación