Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

OPS teme rápida expansión de enfermedad febril en país

El Ministerio de Salud ya reporta 1,147 personas con los síntomas de la fiebre en el país

OPS teme rápida expansión de enfermedad febril en país

OPS teme rápida expansión de enfermedad febril en país

OPS teme rápida expansión de enfermedad febril en país

Con la experiencia que reportan otros países de América con la circulación del virus chikungunya, en El Salvador se espera un brote explosivo, es decir, que se disemine rápidamente entre la población, manifestó Miguel Aragón, asesor de Vigilancia de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Aragón indicó que el hecho de ser una enfermedad nueva vuelve susceptible a la población de enfermarse, sumado a ello está el problema de un número elevado de criaderos de zancudo.

En otras naciones, la tasa de ataque es del 28 al 63 por ciento; es decir, que en una comunidad de 100 personas entre 28 y 63 pueden enfermarse.

En el cantón Zapote Abajo, Ayutuxtepeque, zona en la que el Ministerio de Salud (Minsal) identificó los primeros casos de la fiebre chikungunya la tasa de ataque es del 64 por ciento, eso indica que el comportamiento es similar a la registrada a través del Reglamento Sanitario Internacional, pero al extrapolarlo a otras zonas urbanas los contagios pueden ser menor.

"Eso nos da una idea de la velocidad de la transmisión de la enfermedad y hay que reportar que son casi todos los del núcleo familiar los que se enferman porque estamos inmunes", añadió el asesor de Vigilancia de la Salud de la OPS.

Los habitantes del cantón Zapote Abajo comenzaron con fiebres de más de 39 grados, dolores fuertes en las articulaciones, erupciones en la piel, e inflamación en las piernas y falta de apetito.

Tras un estudio epidemiológico realizado en la primera semana de junio, el Minsal detectó 181 de 285 personas con la enfermedad febril, a todos se les descartó siete tipo de enfermedades, entre ellas el dengue.

Pero a seis de ellos se le hizo la prueba de la fiebre chikungunya y cinco resultaron positivas. Las muestras fueron enviadas al Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Estados Unidos.

Ayer, la ministra, Violeta Menjívar, indicó que las personas con síntomas ya suman 1,147 y están distribuidas en Ayutuxtepeque, Mejicanos, San Salvador, Apopa y San Ildefonso (San Vicente).

En el cantón Zapote Abajo detectaron 841 casos; en el cantón Zapote Medio 25; en Mejicanos 220; en San Salvador 16; en Apopa 28 y en San Vicente 17.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, informó ayer que para contener la enfermedad se activará una alerta a fin de evitar que se extienda a otros lugares.

Ayer, al final de la tarde, Protección Civil y el Minsal emitieron una alerta amarilla en Ayutuxtepeque, Mejicanos, Apopa, Nejapa, Cuscatancingo, San Salvador y San Ildefonso en San Vicente.

Entre las medidas adoptadas para detener la propagación del virus se anunció la suspensión de clases en los cantones afectadas, entre el 23 y 29 de junio. Jorge Meléndez, director de Protección Civil, expresó que en ese periodo se deben eliminar los criaderos de zancudos y fumigar.

Aragón expresó que Salud trabaja y se prepara ante un brote "bastante explosivo" de esta enfermedad, dado que la población no tiene ninguna inmunidad. A ello se suma el alto índice de criaderos de zancudo existente. Algo peligroso, pues el virus del chikungunya es transmitido por el Aedes aegypti, el mismo que transmite el dengue.

"Esto tiene que ver mucho con la cantidad de mosquitos que tengamos en nuestros hogares, desafortunadamente estamos en la etapa lluviosa donde el mosquito tiene mayores posibilidades de reproducirse, no solo en la casa, sino también en los alrededores", comentó Aragón.

De acuerdo al Minsal, entre el 8 y el 14 de junio, 12 de cada cien casas en el país tenían larvas de zancudos. En San Salvador encontraron 25 de cada cien viviendas con criaderos, en Usulután 15 por ciento y en San Miguel el 14 por ciento.

El asesor de la OPS manifestó que el país experimenta desde principios de año un incremento de casos de dengue con relación al año pasado, lo que indica la presencia del vector (zancudo) en los hogares; lo cual facilita la transmisión de la fiebre chikungunya y su propagación rápida entre la población.

"Esta es la primera vez que entra (este virus), se espera que sea con una tasa de incidencia alta y lo que hay que estar es preparado a través de los sistemas de salud, todos los prestadores de servicios, para brindar la atención que la comunidad o población necesite", añadió Aragón.

El especialista expresó que lo bueno en este casos es que se conoce cómo se comporta la enfermedad y cómo se disemina y eso permite a las autoridades actuar.

El asesor de la OPS dijo que los diferentes servicios de salud ya están alertados y preparados para dar una respuesta a la demanda de atención que produzca esta patología y que se están haciendo las revisiones para mantener la cantidad necesaria de medicamentos.

A la par están los equipos de saneamiento que participan en la eliminación de los criaderos de zancudos y los educadores que hacen énfasis en la eliminación de las larvas.

Las autoridades le piden a la población que se sume al combate contra el mosquito y que proteja sobre todo a los niños, a los adultos mayores y a las personas que tienen una enfermedad agregada.

En cuanto a los niños menores de 1 año, se recomienda cubrirlos con un mosquitero cuando duermen durante el día, para evitar que el zancudo los pique y les transmita el virus.

Salud espera la confirmación de las muestras que se analizaron en el país y dieron positivo a la fiebre chikungunya y que fueron enviadas al CDC de Atlanta.

Aragón explicó que se enviaron las muestras al CDC porque en El Salvador la prueba que se hizo solo detecta los anticuerpos en sangre de la enfermedad, pero ese diagnóstico debe ser confirmado a través de otras pruebas más específicas que se hacen en laboratorios de mayor capacidad como el de Atlanta.

"Esta primera prueba es como un primer tamizaje que se hace, pero que se necesita la confirmación... pero que ayuda a los países a por lo menos decir tenemos alta probabilidad de que lo que está circulando es el virus del chikungunya", declaró el asesor de la OPS.

Una vez se confirme que es ese el virus que circula en el país, todos las personas que presenten los síntomas serán registrados como chikungunya y cada cierto tiempo se tomarán muestras para establecer que el virus sigue circulando.

En el cantón Zapote Abajo, las familias están preocupadas porque la mayoría de los miembros se han enfermado, ellos piden mayor claridad por parte de las autoridades sobre lo que está pasando y una mayor atención.

La preocupación reina entre los residentes porque la enfermedad que en la zona es conocida como "la quebradora" o "quiebrahueso" los manda a la cama por un mínimo de dos días. Después quedan con dolores fuertes en las articulaciones y eso les produce dificultades para trabajar.

"Hoy tenemos más preguntas que respuestas, porque la enfermedad se desarrolló de una forma muy rápida, de un día para otro", dijo Jorge Luna, del Comité de Salud y Medio Ambiente de la comunidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación