Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"El opositor ciudadano, no el institucional, está creciendo en Venezuela"Miguel Henrique Otero:

"El opositor ciudadano, no el institucional, está creciendo en Venezuela"Miguel Henrique Otero:

"El opositor ciudadano, no el institucional, está creciendo en Venezuela"Miguel Henrique Otero:

\"El opositor ciudadano, no el institucional, está creciendo en Venezuela\"Miguel Henrique Otero:

El presidente editor del periódico El Nacional, Miguel Henrique Otero, declarado opositor del oficialismo y del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, cree que en su país hay una creciente insatisfacción de la población con un gobierno que pierde liderazgo, pero no hay una articulación de la oposición para aprovechar ese capital diseminado en los venezolanos de a pie.

En conversación con El Diario de Hoy, Otero explica que su país se encamina a un capitulo de mayor agudización de la crisis económica con la caída de los precios del petróleo, la que se sentiría en los meses venideros.

Luego de disertar en el National Press Club en Washington, el ejecutivo de este diario aborda también las problemáticas medulares del periodismo en un ambiente de total hostilidad y bloque a la labor fundamental de informar.

Venezuela ha sido ya el epicentro por varios años del agravamiento en temas tan sensibles como derechos políticos y libertad de expresión. ¿Qué hay en su país en este momento?

En mi país, Venezuela, lo que hay es un gobierno que cada día pierde liderazgo, que cada día pierde fuerza, que se le divide su gente, y una oposición que crece; estoy hablando del opositor ciudadano, no del opositor institucional, aunque Venezuela está en manos de la oposición numéricamente, pero una oposición que no está liderada por nadie.

¿La agudización de la crisis por la caída de los precios del petróleo en el mercado internacional cree que vendría a revitalizar el espíritu del opositor de a pie?

Esto se va seguir agudizando, no estamos viviendo todavía el efecto de los precios petroleros, porque cobramos con 90 días de anticipo, se verá a partir de enero, y al ser un sistema construido a partir de la repartición de la renta petrolera, con una repartición nada productiva porque son puras dádivas y corrupción. Hay que preguntarse qué va pasar cuando los recursos se reduzcan un 40 por ciento en un país que es 96 por ciento dependiente de las exportaciones petroleras y prácticamente un 100 % dependiente de la distribución de esa renta.

¿Cuál es el pronóstico para los meses que vienen entonces?

Yo creo que la crisis va a ser terrible, la probabilidad de una ruptura de algún tipo es muy alta, ruptura es una explosión social, cuando el estado pierda sus capacidades de respuesta.

¿Y como presidente de un medio emblemático en Venezuela, cómo ve ese eventual capítulo?

En la medida en que los gobiernos autoritarios van avanzando cada día el rol de los medios independientes es menor, todas las dictaduras en América Latina cuando caen no hay ninguna ventana de medios, eso no es fundamental para que se desplacen y tener soportes.

¿Usted cree que El Nacional pueda sobrepasar esta tempestad, en la que ya lleva buen tiempo?

Nosotros trataremos, vamos a informar, trataremos de resistir y hasta ahora lo hemos hecho, con los pronósticos de que íbamos a desaparecer hace mucho tiempo y aquí estamos todavía.

¿Cuántos periódicos han desaparecido en todo este embrollo?

El Instituto de Prensa de Espacio Público ha publicado un informe que señala que ya han cerrado siete periódicos, los regionales son los más vulnerables. Y hay otros 21 a punto de colapsar.

Mencionó en su ponencia sobre la crisis del papel y la solidaridad de otros diarios de América Latina que ayudaron a sortearla temporalmente ¿Cuánto papel necesitan los diarios venezolanos?

Todo el sector gasta unos 80 millones de dólares en papel periódico al año, esa es una cifra risible si se compara con las crisis que atraviesan otros sectores por falta de divisas. Las líneas áreas el gobierno les debe $3 mil millones, al sector automovilístico unos $5 mil millones y así sucesivamente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación