Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La ONU insiste en que El Salvador "reconsidere" legalizar aborto

La organización no se pronuncia sobre el caso del niño Waldemar

Una promotora del aborto, Mónica Roa, y una presentadora, Célida Magaña, expresan sus puntos de vista sobre lo ocurrido a Beatriz a través de las redes sociales. Foto EDH

Una promotora del aborto, Mónica Roa, y una presentadora, Célida Magaña, expresan sus puntos de vista sobre lo ocurrido a Beatriz a través de las redes sociales. Foto...

Una promotora del aborto, Mónica Roa, y una presentadora, Célida Magaña, expresan sus puntos de vista sobre lo ocurrido a Beatriz a través de las redes sociales. Foto EDH

Mientras ninguna ONG ni organismo internacional se pronuncia sobre la larga espera de Waldemar por un trasplante, Beatriz sigue en boca de los proaborto y los provida, no solo en El Salvador sino en todo el mundo, tras la cesárea a la que fue sometida el lunes.

Expertos de la ONU hicieron referencia a este caso ayer para presionar al Estado salvadoreño y acusarlo de no hacer suficiente para evitar "la tortura y los tratos crueles, inhumanos o degradantes" contra las mujeres.

"Urge reconsiderar las serias consecuencias de la legislación y la práctica sobre el aborto en El Salvador, y ofrecer a todas las mujeres del país la protección legal que se merecen", aseguraron los expertos independientes de la ONU Anand Grover, Juan E. Méndez, Kamala Chandrakirana y Rashida Manjoo, consignó ayer la agencia EFE.

Estos expertos también presionaron al gobierno luego que, el 28 de mayo, la sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia denegara la solicitud presentada a nombre de Beatriz el 11 de abril para "interrumpir el embarazo" y no perseguir penalmente a los médicos que lo hicieran.

En ese momento, los expertos de la ONU afirmaron que "una prohibición absoluta del aborto, cuando el resultado es el grave riesgo para la vida y salud de la mujer, constituye una violación de la obligación del Estado de prevenir la tortura y los tratos crueles, inhumanos y degradantes"

Después de difundirse la noticia de que Beatriz había sido sometida a una cesárea y que había dado a luz a una bebé que vivió cinco horas, Amnistía Internacional difundió a través de su cuenta de Twitter: "#Beatriz finalmente ha sido operada después de 14 semanas de haberla tenido en angustiosa espera".

Mónica Roa, promotora de la despenalización del aborto a través de la organización Women’s Link, ha sido una de las feministas más activas en las redes sociales instando al presidente Funes y a la Corte Suprema de Justicia a permitir que el embarazo de Beatriz fuera interrumpido. Ayer por la madrugada tuiteó: "Amanecemos con buenas noticias, #Beatriz ya está fuera de peligro. Ayer en la tarde interrumpieron el embarazo anencefálico que la amenazaba". Después advirtió: "El reto ahora es que ninguna otra mujer tenga que sufrir la tortura que sufrió #Beatriz por la imposibilidad de practicarse un aborto terapéutico".

Al mediodía, retuiteó un mensaje enviado a la cuenta @ciudaddemujeres: "Pedimos el indulto para 18 mujeres que abortaron y tienen penas de hasta 45 años". Un dato que las feministas esgrimen constantemente pero que cuando este periódico les ha pedido documentos que lo sustenten no los han proporcionado.

Por su parte, la agencia católica de noticias ACI Prensa tuiteó: "El Salvador: #Beatriz no #abortó y dio a luz a su hija con anencefalia". La ONG mexicana Gire, que se autodefine en Twitter como "Grupo de Información en Reproducción Elegida" reiteró que "#Beatriz fue esterilizada y evoluciona bien tras cesárea, según autoridades".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación