Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Oftalmólogos del ISSS sospechan que médicos cubanos los sustituirán

Para los especialistas la compra de servicios privados y los procesos de destitución darían vía libre para que el ISSS contrate a médicos cubanos.

Salud

El gremio médico sospecha que la contratación de servicios pueda llevar a privatizar el servicio de oftalmología o a contratar médicos cubanos. | Foto por El Diario de Hoy

El gremio médico sospecha que la contratación de servicios pueda llevar a privatizar el servicio de oftalmología o a contratar médicos cubanos.

Los 12 médicos oftalmólogos a quienes se les ha abierto procesos administrativos de destitución en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) temen que al ser despedidos sus plazas sean ocupadas por médicos cubanos.

A la sospecha de los especialista se sumaron los miembros de Colegio Médico, el Sindicato de Médicos y Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (Simetrisss) y la Asociación de Oftalmólogos.

El gremio médicos, que se mantiene unido desde que los médicos se negaron a realizar cirugías de ojos a partir del 13 de noviembre de 2015 en el Hospital Policlínico Zacamil, se mantiene unido y ha cerrado filas en apoyo a los 12 especialistas.

“Nos llama la atención que,  habiendo una crisis, no se quiera solucionar. Si usted tiene los oftalmólogos, tiene los quirófanos, ¿por qué no solucionar (la problemática)?”, dijo la oftalmóloga Katy Cisneros.

El presidente del Colegio Médico, Roberto Majano, dijo que así como se hizo con los oftalmólogos cubanos, a quienes el Consejo Superior de Salud Pública (CSSP) otorgó un permiso temporal de un año para realizar cirugías de cataratas, en el ISSS también lo pueden hacer.

“Así como se les abrió una puerta (a los galenos cubanos) se pueden abrir dos (en el ISSS)”, aseguró Majano.

Con los procesos sancionatorios a los 12 especialistas y existiendo plazas vacantes sin llenar, lo más probable es que la dirección del Seguro Social decida contratar a los médicos cubanos, opinó el presidente de la gremial.

De acuerdo con los registros de la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica (JVPM), los médicos cubanos que trabajan con permiso temporal en el hospital Santa Gertrudis de San Vicente son:  Esperanza Álvarez Parets, Miguel Martínez Graveran, Lázaro Juan Quiroga Chaviano, Gustavo Rodríguez Salinas y la licenciada Mónica Quintana Suárez. Para que se les autorizara ejercer la medicinas, los médicos cubanos presentaron ante la JVPM: las copias de sus títulos, copias de currículum y declaraciones juradas, “las cuales fueron confrontados con los originales”.

“Nos llena de preocupación que un proceso contra 12 médicos estén generando una posible apertura de trabajo para las personas cubanas que están trabajando en San Vicente”, reiteró Majano.

El jefe de Oftalomología del ISSS, Staley Pineda, agregó que como especialistas lo que les preocupa es que han pedido a las autoridades del Seguro Social, los insumos de trabajo y nunca se los han proporcionado.

“Como ha dicho el presidente del Colegio Médico, ¡qué coincidencia que 12 oftalmólogos de afuera trabajando en el país y 12 oftalmólogos en proceso de destitución! Que la población juzgue”, sostuvo el doctor Pineda.

El especialista aseguró que los médicos cubanos no están acostumbrados al tipo de pacientes que los oftalmólogos del ISSS atienden y eso pondrá en riesgo a los derechohabientes.

La secretaria general del Sindicato de Médicos y Trabajadores del Seguro Social (Simetrisss), Claudia Olano, manifestó que les preocupa que se pretenda privatizar el servicio de oftalmología.

Olano opinó que, como trabajadores del Seguro Social, no renunciarán a las plazas para que lleguen otros médicos a trabajar, “pero si ellos tienen otra gente, ellos sabrán la calidad de atención que le podrán dar a los derechohabientes”.

Como sindicato, reiteró la dirigente gremial, no permitirán que la dirección del Seguro Social lleve a otras personas que no estén capacitadas para realizar cirugía de ojos.

Bessie Sánchez, del Simetrisss, también ve innecesaria  la compra de servicios particulares de cirugía, cuando en el ISSS están los oftalmólogos que pueden realizarlas.

El ISSS gastó $43,740 para cirugías de 53 pacientes, según Sánchez, el gasto “es exhorbitantes”, porque ese número de operaciones las saca un oftalmólogo durante un mes de trabajo laborando tres horas diarias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación