Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

OEA: Las elecciones en Venezuela no son transparentes

Organismo hemisférico  reprende de forma dura al régimen por la poca transparencia

El secretario general de la OEA, Luis Almagro.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. | Foto por Internet

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

El gobierno venezolano rechazó el ofrecimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA) para realizar una observación electoral en los comicios parlamentarios a celebrarse el próximo 6 de diciembre; ante el rechazo tajante, el Secretario de la OEA, Luis Almagro, envío una larga carta, fechada ayer 10 de noviembre,  a Tibisay Lucena Ramírez,  la principal responsable del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) en la que cuestiona con claridad y contundencia el proceso electoral venezolano donde no se garantiza que el voto de los venezolanos posea “el nivel de transparencia y la justicia electoral”.

“El 6 de diciembre es de todos. La libertad, la democracia y el respeto a los derechos humanos son valores de todos. Frente a la más mínima duda sobre el funcionamiento de la democracia, nuestro deber, el suyo señora Lucena y el mío es dar garantías para todos y no desviar la vista ni hacer oídos sordos a la realidad que tenemos frente a nosotros” concluye la misiva del abogado, diplomático y político uruguayo ahora al frente de la OEA.

Y es que en la larga carta de 18 páginas, el Secretario General de la OEA enumera una serie de deficiencias que muestran que los dados están claramente cargados a favor del gobierno chavista de Nicolás Maduro; “no objeto que Usted muestre una posición política pero supongo que tiene absolutamente claro que el trabajo de justicia electoral trasciende completamente ese tipo de posiciones y requiere ponerse al frente de las garantías exigidas por los partidos, sean del Gobierno o de la oposición” dice Almagro de manera directa y contundente a la Rectora del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), una militante del régimen chavista, en el puesto desde 2006, y confirmada una vez más en el 2014 por designación del Tribunal Supremo de Justicia tras ser admitida la solicitud de declaratoria de omisión de la Asamblea Nacional efectuada por el también chavista, Diosdado Cabello, en su condición de Presidente de la Asamblea Nacional.

“Su trabajo es velar por elecciones justas y transparentes que se desarrollen con las máximas garantías. Esto implica velar por esas garantías desde meses antes de las elecciones. Es lo necesario y hacer lo necesario es una cuestión de justicia electoral” dice con contundencia el Secretario General de la OEA al tiempo que pasa a enumerar de manera clara y decidida, como pocas veces lo ha hecho el organismo regional, “los fundamentos de mis insistentes ofrecimientos de observación electoral, basados en la exigibilidad de condiciones y garantías de justicia electoral”.

Entre otras cuestiones, se señala que la oposición venezolana no ha gozados de condiciones de participación equitativas en la campaña electoral”. Los recursos financieros para las campañas han estado totalmente a favor del estado chavista, que entre otras cuestiones no hay topes o controles en al gasto de campaña significa que los candidatos del gobierno pueden, y en efecto lo harían, utilizar recursos. “El gobierno, incluso despliega a una gran cantidad de empleados públicos y recursos estatales para la campaña”.
Además se cita la ausencia de garantías de acceso a los medios de comunicación para aquellas candidaturas que no cuentan con el financiamiento del Estados ...”el oficialismo ha recurrido a utilizar los recursos económicos que administra como Gobierno Nacional” dice textualmente.

Por otro lado, la OEA señala la confusión en las papeletas electorales que favorecen claramente a los candidatos oficialistas del Chavismo; existe cambios drásticos en las reglas del juego, principalmente  inhabilitando a por lo menos siete candidatos de la oposición.
En el campo de las garantías para los electores, dice la OEA, “la situación más grave es la negación de los derechos y garantías por vía de la declaración del estado de excepción en 23 municipios de tres Estados del país, en períodos que varían desde el 19 de agosto hasta el 7 de diciembre del 2015”.

Incluso, se denuncia excesiva discrecionalidad en los Gobernadores del Estado, a manos de los chavistas, pues se delega a una persona la capacidad de autorizar o no, manifestaciones y reuniones que pueden tener como propósito captar o estimular el voto. 
Por otro lado, la posibilidad de ejecutar registros sin orden judicial o cargo de los órganos públicos competentes, podría prestarse a abusos por parte de la fuerza pública con trasfondo político, indica Almagro.

La libertad de expresión  mancillada y el juicio amañado de  Leopoldo López son otros temas que aborda el secretario de la OEA en su misiva(leer nota parte). 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación