Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obispos del país dicen cero tolerancia a pedófilos

Los siete obispos de la Conferencia Episcopal reiteraron el apoyo al arzobispo de San Salvador, para pedir que el delito de pedrastía no prescriba. Para combatir la impunidad en estos casos la Conferencia Episcopal abrirá una oficina pa

Arzobispos San Salvador
San Salvador, 14 de Febrero de 2009.

Primero fue el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas el domingo  anterior y luego los siete obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador, que en conjunto se comprometieron a mantener cero tolerancia en los casos de abuso  sexual en contra de menores en los que hayan involucrados sacerdotes.

Los obispos salvadoreños en total sintonía con  lo establecido por el papa Francisco anunciaron que  abrirá una oficina para recibir y tramitar denuncias por abuso sexual en perjuicio de niños.

“Me comprometo a la celosa vigilancia de la Iglesia para proteger a los menores y prometo que todos los responsables rendirán cuentas”, manifiestan los obispos, al hacer eco de las palabras textuales del papa Francisco.

En ese sentido, aseguran que crearán un Tribunal eclesiástico (de la Iglesia Católica) para realizar el proceso canónico  correspondiente (juzgamiento) basado en sus  reglas y reglamentos.

En reunión de emergencia y en total respaldo a las declaraciones de Monseñor Escobar Alas, un día después los obispos se reunieron para tratar la situación de la Iglesia Católica de El Salvador en torno a los casos de abuso sexual a menores por parte del sacerdotes.

La jerarquía eclesiástica se comprometió a atender diligentemente con mucha seriedad y responsabilidad la fase de instrucción (investigación) del juicio canónico para garantizar la verdadera justicia en cada caso.

“Los obispos de El Salvador nos comprometemos a proteger a todos los niños, niñas y adolescentes; y a hacer justicia en cada una de nuestras Diócesis”, afirma la declaración firmada por los siete obispos el pasado 30 de noviembre.

Con esa finalidad se atenderá a las víctimas de la mejor manera, escuchándoles, administrándoles cumplida justicia en todo cuanto caso fuere, añade el documento.

Como en todo proceso justo e imparcial, los obispos  aseveran que  escucharán la versión del sacerdote demandado y se le respetarán sus derechos.

Reiteran que administrarán cumplida justicia, en los casos de abuso sexual a menores en los que se señalen a los clérigos “con cero tolerancias, de forma transparente y de acuerdo con la verdad en cada uno de los casos”.

Paralelamente al proceso del tribunal eclesiástico, la jerarquía católica se compromete a colaborar con las autoridades civiles y  penales en la administración de justicia a favor de la víctima.

“Nos comprometemos a trabajar incansablemente por la protección de los niños, niñas y adolescentes para garantizarles su seguridad, a la que tienen total derecho”, afirman los obispos.

La jerarquía de la Iglesia Católica expresó su profundo dolor por los crímenes cometidos por sacerdotes arquidiocesanos en perjuicio de los niños, quienes advirtieron que ya enfrentan la justicia de la Iglesia.

Los obispos pidieron perdón  a las víctimas y se afirman que se han unido en su petición en la Asamblea Legislativa en la que un grupo de diputados tramita que se modifique la vigencia del delito contra los abusos sexuales a menores y la pederastia en el código penal nacional.

  La posición de las máximas autoridades católicas se da en momentos de que sale a la luz pública otro caso de abuso sexual a menores en el que hay  otro servidor de la Iglesia involucrado.

Se trata del caso de pederastia  en el que se vincula al expárroco de Rosario de Mora, al sur de San Salvador, Juan Francisco Gálvez quien fue suspendido por cinco denuncias en su contra.

Frente a estos hechos, el Arzobispo capitalino dijo a los periodistas en la conferencia del domingo : “quiero dejar bien claro que nuestra arquidiócesis no va a tolerar ningún caso de abuso sexual de menores por parte de los clérigos.

Nuestra norma de acción ante todo abuso sexual a menores es de cero tolerancia, sin excepción alguna”. El primer hecho que ha consternado a la Iglesia Católica ha sido el del exvicario de la Arquidiócesis de San Salvador, Jesús Delgado quien fue separado de su cargo por haber una denuncia contra él, de haber abusado contra una menor durante ocho años. Monseñor Escobar Alas lamentó estos hechos y dijo sentir mucho dolor.

.Asimismo, a través de un comunicado indicaron que colaborará con las autoridades civiles y penales, en la administración de justicia en favor de las víctimas.

Por lo que pidieron nuevamente a la Asamblea Legislativa, como lo hizo el arzobispo el domingo pasado, que supriman la prescripción de los delitos de pederastía.

Lea también: Iglesia Católica salvadoreña pide perdón por casos de abusos sexual a menores

"Expresamos nuestro profundo dolor por los crímenes cometidos contra los niños por parte de dos sacerdotes arquidiocesanos, los que ya enfrentan la justicia eclesiástica; al mismo tiempo reiteramos la petición de perdón a las víctimas y nos unimos a su petición a la Asamblea Legislativa para que suprima la prescripción del delito de pederastia en la legislación penal nacional", reza el documento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación