Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Normas del ISSS no contemplan operar cataratas en Policlínico Zacamil

Las cirugías de cataratas no están contempladas para que se realicen en un hospital de segundo nivel, sino en especialidades.

Las operaciones de cataratas no se encuentran en el manual de patologías en segundo nivel.

Las operaciones de cataratas no se encuentran en el manual de patologías en segundo nivel. | Foto por Cortesía

Las operaciones de cataratas no se encuentran en el manual de patologías en segundo nivel.

Los oftalmólogos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) opinan que la razón les asiste para oponerse a operar en el Hospital Policlínico Zacamil, ya que por tratarse de un sanatorio de segundo nivel pondrían en riesgo a los pacientes.

Al fundamentar su posición, dijeron que la “Norma para cirugía oftalmológica ambulatoria en unidades médicas de segundo nivel” establece las cirugías que se pueden llevar a cabo en ese tipo de hospitales y la operación de cataratas no se encuentra en ese manual.

Las únicas cirugías que están contempladas en la normativa son la Chalazión, Pterigón, Orzuelo y la obstrucción lagrimal.

De acuerdo con el manual aprobado en  enero de 2006, durante la administración del director Jorge Mariano Pinto Pinto Pinto, esas afecciones pueden tratarse en centros de segundo nivel como la Unidad Médica 15 de Septiembre, Unidad Médica de Ilopango, Unidad Médica de Santa Tecla y Unidad Médica Zacamil (Clínica de especialidades Hospital ISSS-Militar), según establece el documento.

Patricia González, del Sindicato de Médicos y Trabajadores del Seguro Social (Simetrisss) dijo que “ahí está normado qué tipo de cirugías se pueden realizar en segundo nivel”, en el que no se contemplan las cataratas.

Agregó que las cirugías que se pueden realizar en un hospital de esa categoría son de baja complejidad, el resto como cataratas, retina y glaucoma se deben de efectuar en de especialidades, reiteró.

“Todas están normadas, lo que significa que el doctor Ricardo Cea (director del ISSS) está en contra de la norma de su propia institución”, dijo.

El jefe de Oftalmología del ISSS, Stanley Pineda, explicó que la Norma señala que las patología como Chalazión, Pterigón, Orzuelo y Obstrucción lagrimal deben de atenderse en las unidades periféricas “y ahí no aparecen cataratas”.

En la reunión del 2 de febrero entre los oftalmólogos, Simetrisss y las autoridades del ISSS, los especialistas explicaron que mientras los pacientes estén expuestos a riesgos al ser operados en el Policlínico, no irán a realizar las cirugías a ese lugar.

Para solucionar la problemática los médicos plantearon a la dirección que podrían realizar operaciones de cataratas que no implique riesgo para los derechohabientes.

Los especialistas mostraron esa apertura, dijo Pineda, sabiendo que ese tipo de cirugías no están contempladas en la Norma que se aprobó en enero de 2006.

La dirección del ISSS ha dicho que al Policlínico Zacamil han llevado el equipamiento de última generación para realizar las cirugías.

“No se trata de que ahí haya equipo o no haya, sino que estén los médicos especialistas para tratar una complicación, ya que se trata de pacientes de la tercera edad, muchos con diabetes e hipertensos”, explicó Pineda.

Patologías de un segundo nivel

 Pterigión: Es lo que la gente conoce como carnosidad o el crecimiento anormal de la conjuntiva que invade la córnea, según explica un especialista.

 Chalazión: Es la obstrucción de glándulas que están en el párpado, se trata de una especie de quiste y que no precisamente puede estar infectado.

 Orzuelo: Es la inflamación de las glándulas que se encuentran en la orilla del párpado producido por un proceso infeccioso. La gente lo conoce como pispelo.

 Obstrucción lagrimal: Esta patología se refiere a la obstrucción o infección en las vías que drenan las lágrimas del ojo hacia la nariz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación