Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niña de ocho años herida por bala perdida en Nochebuena

Proyectil entró en el muslo derecho y se alojó en la pierna

La niña permanece en la Sala de Emergencias del Hospital Bloom después de ser herida por una bala perdida. Foto EDH / Douglas Urquilla

La niña permanece en la Sala de Emergencias del Hospital Bloom después de ser herida por una bala perdida. Foto EDH / Douglas Urquilla

La niña permanece en la Sala de Emergencias del Hospital Bloom después de ser herida por una bala perdida. Foto EDH / Douglas Urquilla

La irresponsabilidad de disparar al aire causó una nueva víctima, esta vez una niña de ocho años resultó con una herida de bala, por lo que fue ingresada la madrugada de ayer a la Sala de Emergencia del Hospital Bloom.

El proyectil le impactó en el muslo derecho y se alojó en la pierna.

Su madre, Mayra Bonilla, relató que pasaban unos minutos de la medianoche del 24 de diciembre y la niña había salido con otros tres niños a quemar pólvora cuando le cayó el proyectil.

"Estábamos comiendo, la niña me dijo, mamá tengo ganas de reventar un volcancito y salió a la puerta de la casa y se agachó; cuando se agachó, de repente brincó y dijo: 'Mamá, me cayó algo en la espalda' ", relató Bonilla.

Lo primero que pensó la madre es que la pequeña se había quemado; pero al levantarle el vestido vio que estaba sangrando. "¡Ay no, hija! Esto es una bala, de seguro", le expresó.

En ese momento un vecino las trasladó al Hospital San Juan de Dios, de San Miguel, donde le dieron las primeras atenciones médicas y le tomaron los exámenes de rayos X. Luego fue trasladada al Bloom.

"No vimos a nadie. Solo estaban reventando luces, había ruido de la pólvora que queman, pero no escuchamos disparos, ni nada por el estilo", afirmó la señora mientras cuidaba a la niña, quien permanecía en uno de los pasillos de la Emergencia del Bloom.

La madre indicó que estaban de visita donde su hermana en la colonia 18 de Mayo, en San Miguel. Ellas residen en Zapotitán, La Libertad.

Los especialistas del Bloom evaluaron a la paciente y determinaron que estaba estable, fuera de peligro, que el proyectil no le dañó ningún órgano.

La madre manifestó que estaban a la espera de espacio en los quirófanos para que le extrajeran la bala.

En el Bloom a la niña le colocaron medicamentos para calmar el dolor.

Bonilla llamó a las personas a no disparar al aire porque dañan a otras personas.

"Si mi niña hubiera estado parada quizá (la bala) le hubiera caído en la cabeza o dañado otros órganos", agregó la señora.

En el momento no notificaron a la policía del hecho.

Por su parte el director del Bloom, Hugo Salgado, manifestó que la paciente estaba estable y a la espera de la evaluación del cirujano para determinar si le retirarían el proyectil o no.

"Aparentemente como que no hay mayor complicación; pero venía con unas radiografías de San Miguel, aparentemente (el proyectil) está en el tejido subcutáneo, no dañó hueso".

Más casos

Esta es la paciente número 19 que atienden en el hospital Bloom con lesiones originadas por bala en lo que va del año, confirmó el director del centro infantil.

En 2013 las autoridades del hospital Bloom reportan un incremento de este tipo de atenciones.

Según el reporte, el año pasado a la misma fecha se registraban 11 infantes lesionados con arma de fuego, en 2011 eran 28.

Jorge Meléndez, director de Protección Civil, declaró que disparar al aire en las festividades navideñas y de fin de año "más que una práctica, es una estupidez, sobre todo lo realizan personas que se dedican a la seguridad privada".

Meléndez llamó a la población a denunciar si ven a una persona disparando al aire. "Eso es un delito, es atentar no solo contra la vida de un menor, sino de cualquier persona", añadió.

En febrero de este año un niño de 12 años murió en la unidad de Emergencias del Bloom: tenía un balazo en la frente. El menor era originario de en San Pablo Tacachico, La Libertad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación